Para todos los amigos que aún no lo sepan he abandonado este blog y he abierto otro. Ahora me encuentro en Accés a Maians, lugar en el cual voy colgando las nuevas entradas y donde me gustaría encontraros a todos.

dimarts, 2 de novembre de 2010

VIAJE EN EL TIEMPO

Ya sé que la mayoría habrá visto las imágenes que hoy traigo pero no he podido resistirme. En una película muda rodada en el estreno de la película del gran Chaplin El circo, del año 1928, aparece una mujer aparentemente hablando por teléfono móvil. No solamente con el teléfono en el oído, no: en un momento determinado de la filmación, hacia el final, parece que está hablando. Existen en youtube varios vídeos que reproducen la toma: me he decantado por la siguiente porque es donde considero que se ve mejor.

Es evidente que en 1928 no existían los teléfonos móviles. Según algunos se trataría de alguien que, tras viajar en el tiempo, se coló teléfono en mano desde nuestra época en el documental, tras asistir previsiblemente al estreno.

Imaginemos que esto último es cierto. Imaginemos que la señora, tal como parece, está hablando por teléfono. Si hablaba significa que ya entonces existía la tecnología para hacerlo. ¿Existían ya en aquella época las antenas de telefonía móvil? ¿No fallaba la cobertura?


Imaginemos por un momento esta escena. Cualquiera de nosotros está mirando una película de la época muda. Y de repente se ve a sí mismo, en su apariencia actual, en el metraje. Ello significaría que a no mucho tardar va a viajar en el tiempo, irá hacia la época de la película muda que está viendo y va a intentar (y naturalmente conseguir) participar como extra en la película que verá en 2010, unos 80 años más tarde.

Apliquemos esto a la señora del móvil. Si se trata de una contemporánea de todos nosotros, ¿ha viajado ya? ¿O acaso viéndose a sí misma en ese documental ha llegado a la conclusión de que tendrá que viajar en el futuro para poder salir en la película en la que ya sale?

Nada es tan evidente como parece. Ni siquiera el tiempo. O probablemente deba decir: nada es tan evidente como parece. Y mucho menos, el tiempo.



(Entendámonos: para que me crea estas imágenes, tendrían que demostrarme que existieron antes de que su descubridor las diera a conocer. De lo contrario puedo pensar que esa parte del documental es apócrifa y una burla del director irlandés George Clarke, que fue quien presuntamente las descubrió. O que se trata de un efecto óptico y la señora en realidad se estaba protegiendo del aire con la mano. O, qué caramba, puedo pensar que la hipótesis mayoritaria es la real y que efectivamente la señora ha viajado en el tiempo, posibilidad que los científicos en realidad nunca han negado.)

28 comentaris:

MAMÉ VALDÉS dimarts, 02 de novembre, 2010  

Lo del espacio y tiempo es una cosa que inquieta al ser humano desde que este está en el mundo, lo del video es muy curioso pero seguro que tiene una explicación menos complicada, un saludo.

mariajesusparadela dimarts, 02 de novembre, 2010  

Ojalá fuera eso lo único en lo que nos engañan...me preocupa más saber qué tipos de experimentos están haciendo los laboratorios farmacéuticos para meternos primero la enfermedad y luego curárnosla.

Mercedes Thepinkant dimarts, 02 de novembre, 2010  

!Pobre señora atrapada en el tiempo¡ Pero... no desaparecía uno si se veía en el pasado?, la paradoja esa del bucle temporal-espacial.
Por cierto, esto me recuerda la excelente película de Bill Murray con lección kármica incluída por el mismo precio. No dejéis de verla una y otra vez así se aprecia mucho más la profundidad del mensaje.

Y ahora me voy que se me acabó el tiempo.

Un saludo

Madame Minuet dimarts, 02 de novembre, 2010  

Monsieur, que curioso, realmente parece que es asi!
Lastima que al final la explicación será tan aburridamente razonable. Hasta entonces, dejeme creer que es posible viajar al pasado :)

Feliz tarde

Bisous

Felipe dimarts, 02 de novembre, 2010  

Curioso,muy curioso.Se ve perfectamente a la señora con el 'trasto' pegado a la oreja

Thiago dimarts, 02 de novembre, 2010  

jaja cari, yo solo pienso en que si viajas en el tiempo hasta 1928 y te pones a hablar allí, ¡la factura que va pagar la buena señora! jajaj Despues de cien años ¿a cómo le va el minuto de conversación con el pasado? jaja

Yo creo, cari, la más realista de las hipotesis: no será un sonotone pero con el que habla con los extraterrestes? jajaja

Bezos.

RGAlmazán dimarts, 02 de novembre, 2010  

Yo soy bastante escéptico. No creo sino que la señora tenía dolor de oído, o se tapaba del viento, o simplemente se rascaba. Lo del tiempo me parecen elucubraciones sin sentido.

Salud y República

Anna Jorba Ricart dimarts, 02 de novembre, 2010  

Bueno, lo del viaje en el tiempo es surrealista total...Creo que nos parece que sujeta un movil pues el gesto es con lo que nos familiariza la imagen...pero dudo mucho que sea esto.
Me inclino más a que se recolocara un audifono para la sordera...parece que hable, pero puede estar hablanco sola...jjejeje a veces en casa tambien lo hago yo....
Puede ser un montaje muy bien hecho...
En fin solo lo sabrá quien sea el autor.

Dilaida dimarts, 02 de novembre, 2010  

Ramón yo también soy muy, muy escéptica.
Pobre mujer se iba quejando porque le acababan de sacar la muela del juicio o le dolían los oídos o tal vez iba sujetando el pendiente para que no se le cayese... Quien sabe...
Bicos

Isabel Martínez Barquero dimarts, 02 de novembre, 2010  

Pues yo lo interpreto en el sentido de que esta señora llevaba audífonos o adminículos para oír (si aún no se habían inventado aquéllos) y el aire le montó un cisco en el pabellón de la oreja y ella se tapaba esa oreja haciendo una concha con la mano al tiempo que increpaba al comerciante que le encasquetó el invento por haberle tomado el pelo.

En fin, una suposición como cualquier otra, porque desde nuestros días es indudable que parece que hablara por un móvil.

Has despertado la cría que va dentro de mí y, como hace tantísimos años, si existen viajes en el tiempo, me encantaría apuntarme a uno de ellos.

Petons.

◊ Dissortat ◊ dimarts, 02 de novembre, 2010  

No he encontrado ninguna explicación a lo que he visto. Está claro que no se trata de un móvil, ¿o sí? ¿Seguro que es la peli del Chaplin y que no es un capítulo de la "Dimensió desconeguda"?

Saludos

almalaire dimarts, 02 de novembre, 2010  

:)


Ay, Ramón, yo lo he mirado varias veces y creo que ni viajes en el tiempo, ni teléfono móvil, yo creo que a esa señora lo que le pasa es que le duele mucho la muela del juicio, ;)
Porque nadie en su "sano" juicio se llevaría el móvil al pasado, con lo felices que éramos sin él. El pc, si,bueno, jaja, pero el móvil...

Besos.

Raticulina dimarts, 02 de novembre, 2010  

Yo de lo que dudo es de que sea una señora.

emejota dimarts, 02 de novembre, 2010  

Hasta que no consiga resolver mi pequeño problema mi ordenata se encuentra impotente para ver vídeos. Cualquier cosa que publique con ellos ya estaba programada.
Espero que pronto pase la racha pues voy a cambiarme de compañía pronto, a ver si suena la flauta, digo el vídeo. Ya ves, no puedo opinar por impotente, hay que j..orobarse. Pero volveré, que me he quedado con una curiosidad. Petons.

Fackel dimecres, 03 de novembre, 2010  

Lo que planteas me pareció primero una nadería. Pero pensando dos veces...No es la señora la que me interesa, sino nuestro posicionamiento. ¿No seremos nosotros los que cometemos ingerencia en un acontecimiento del pasado? Si nuestra visión (y sobre todo la de los historiadores) intenta juzgar lo anterior en función de nuestros tics...¡aviados estamos!

Conclusión. Hay que ver lo mediatizados que estamos con nuestras pautas ordinarias. Aquí no se salva ni dios.

Un abrazo.

Lembranza dimecres, 03 de novembre, 2010  

Es cierto que se ve a la señora con la mano en la oreja, yo me inclino mas por que solo sea nuestra imaginación.Un abrazo

Antonio dimecres, 03 de novembre, 2010  

Para mí el problema se dará cuando se le acabe la batería. Seguramente no tendrá cargador o adaptador a la corriente de ese tiempo. Eso sí, mientras tanto podrá notificar a sus amigos y conocidos las sensaciones que le producen el vivir en el pasado...
Oye, no será un dolor de muelas y se va quejando de él en lugar de hablar?
Un abrazo

Alfonso dimecres, 03 de novembre, 2010  

A mí me parece que iba escuchando la radio o algo. El víde es genial, no lo conocía.
Ahora bien, con la tecnología que tenemos AHORA no podemos viajar en el tiempo. En el futuro, vaya usted a saber.
De hecho, una de las teorías sobre los ovnis (soy astrónomo aficionado y nunca he visto uno) es que somos nosotros mismos que venimos a vernos desde el futuro.
Claro que ir al futuro, es imposible. Pero ¿al pasado?
Pues sí, lo vemos todos los días.
Mira al cielo es ver el pasado. Miras al Sol y ves el Sol de hace ocho minutos no el Sol de ahora y si miras a la Galaxia de Andrómeda, ves la galaxia que era hace un millón de años, es decir, que la luz salió de allí, cuando el homo sapiens apareció aquí. El pasado se ve y se puede viajar. Ahora lo del vídeo...
ea, ya me has dejado comiéndome el coco grrrr

Isabel dimecres, 03 de novembre, 2010  

Yo lo vi en la tele y me quedé pensando si estaría manipulado, y luego elucubrando sobre el tiempo, al final, me acordé Sócrates, y repeti su frase.

¡Hay tantos misterios por descubrir!

Ataúlfa Braun dimecres, 03 de novembre, 2010  

Pues a mí esa mujer me recuerda a la bruja mala de "El Mago de Oz". Creo que le entró una terrible jaqueca fruto de tanta película en blanco y negro. Y como el crack del 29 estaba a punto de estallar, la pobre mujer tenía un estrés de muerte. De manera, que se preguntó al señor del carro, dónde se encontraba el boticario más cercano para buscar un remedio. Ést le mandó reposo, y sobre todo color (lo que enlazaría con las últimas entradas de Fackel).
Años más tarde, esa señora que aparenta hablar con un móvil y tan sólo le duele la cabeza, encarnaría el personaje de la bruja del Oeste, que harta de padecer migrañas y jaquecas interminables habíase convertido en semejante abominación.

Demasiada oscuridad para algunos personajes y demasiada luz para otros. Creo que se trata de un problema de iluminación. O de lucidez. Quién sabe.

El tiempo es uno de nuestros mayores temores y los proyectamos subjetivados por nuestro propio subconsciente.

Salud e imaginación!

Curiyú dimecres, 03 de novembre, 2010  

Ahora pienso que soy yo el que está fuera del tiempo, ya que desconozco los beneficios del teléfono móvil, y me sigo comunicando con señales de humo.

Jose Vte. dimecres, 03 de novembre, 2010  

Hoy en dia las imágenes son totalmente manipulables, medios existen.
De todas formas ¿a quien no le gustaría darse un garbeo por el tiempo como Rod Taylor en "El tiempo en sus manos" basado en la novela de H.G. Wells, todos los escritores de ciencia ficcion han fantaseado con ellos.
Sería "guay" ¿o quizás no?

Un abrazo

nocheinfinita dimecres, 03 de novembre, 2010  

La verdad es que parece que la señora está hablando por un móvil. ¡Si pudiéramos viajar en el tiempo¡

Un beso

noche

Montserrat Sala dimecres, 03 de novembre, 2010  

Hola Ramón: Per molt que els cientifics no ho neguin, estic segura que aquest posibilitat no existeix. Déu haber-hi, una altra explició raonable, que ningú encerta a endevinar. Temps al temps.
Una abraçada ben forta, amic.

"ACAPU" dimecres, 03 de novembre, 2010  

Vaya, lo siento pero no puedo ver el vídeo, no sé qué problema es, ya me pasó ayer en otro blog.
Bueno, me paso otro día a ver si tengo más suerte, un saludo

ARO dijous, 04 de novembre, 2010  

¿No será que los móviles se conocían y existían en aquellas fechas, aunque solo para una estricta minoría, y no se han popularizado hasta que no se han explotado debidamente los teléfonos fijos? Estrategias capitalistas, ya se sabe. Propongo.

Lola Mariné dijous, 04 de novembre, 2010  

Bueno, yo que no creo mucho en misterios pienso que con la tecnologia de hoy en dia se puede hacer cualquier cosa y colar una imagen en una pelicula.
Dudo mucho que en aquella epoca se soñara siquiera con el telefono movil.
Saludos.

Jose Lorente dilluns, 08 de novembre, 2010  

Extoy con Almalaire. A parte de lo que las imágenes nos puedan sugerir hoy, acostumbrados a ver y reconocer ese gesto de llevarse la mano a la oreja para hablar por el móvil, lo cierto es que nadie en su sano juicio haría el viaje al pasado acompañado por ese aparatejo indeseable.

Leo con atención todas tus entradas Ramon, y si en algunas no dejo comentarios no es porque no me interesen, sino porque prefiero no intervenir en algunas temáticas. Aún así, aprovecho para decirte aquí, de forma excepcional, que en la mayoría comparto tus opiniones.

Sirva esta nota aclaratoria para tus entradas del pasado y del futuro.

Un abrazo fuerte y a seguir gritando.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP