Para todos los amigos que aún no lo sepan he abandonado este blog y he abierto otro. Ahora me encuentro en Accés a Maians, lugar en el cual voy colgando las nuevas entradas y donde me gustaría encontraros a todos.

dilluns, 29 de novembre de 2010

UNA LECTURA

Observo en prensa y televisión que, desde España, se interpretan los resultados de las elecciones catalanas en clave básicamente española. Evidentemente se trata de una lectura sesgada e interesada. Es posible ver, claro, un ascenso del PP y un descenso acusado del PSC. Eso existe, y supongo que responde, en parte, a lo que ocurre en la política española. Pero hay bastante más.

En Catalunya son muchos los enfadados con el PSC. Parte de culpa es de la crisis, pero no toda (desde el propio PSC se ha reconocido esto). La tozudez socialista ha hecho que, desde diferentes sectores, haya personas enfadadas con las políticas cotidianas. Los socialistas generalmente han actuado con engreimiento e intransigencia en algunos aspectos. Han mantenido posiciones férreas y antipopulares, porque siempre han presumido de tener experiencia de poder. Esas posiciones han costado mucho dinero extra al erario público y han reportado una cierta antipatía al proyecto socialista catalán, francamente poco dialogante. No hablaré de autovías del litoral, de túneles, de infraestructuras, porque se desconocen estas pequeñas polémicas fuera. Además, hay también un enfado de base. Si ZP fue presidente en buena medida por el apoyo entusiasta del electorado catalán, ¿dónde estaban Chacón y Corbacho cuando muchos catalanes salimos a la calle en julio? ¿Sólo se nos quiere para apoyar a ZP? ¿Para cuándo el grupo parlamentario propio? ¿Era necesario que Montilla se resistiera a ponerse tras una pancarta que rezaba que Catalunya era una nación? ¿Se es una nación solamente cuando lo permiten desde Madrid? Son esas pequeñas cosas que, sumadas, terminan justificando el hartazgo.

La caída tremenda de ERC puede explicarse, entre diversos factores, por el monumental enfado de los republicanos a causa del apoyo del partido a los socialistas en 2006. Recuerdo que cuando Montilla fue proclamado President algunos republicanos se paseaban por la calle con un pin-senyera en la solapa junto a un lacito negro. Me pareció una exageración descomunal. Lo fuera o no, ellos no lo han olvidado. Y naturalmente, dejando de lado los votos de Esquerra que han ido a CIU, otros tanto se han juntado al proyecto de Laporta. Es el voto independentista enfadado con sus padres.

Algo indiscutible es la derechización del panorama político. O el resultado notable de los fascistas y racistas de Plataforma per Catalunya. Yo soy de los que piensan que si se hacen cosas mal hay un sector que se rebela. Y se rebela de forma ignominiosa, desde luego, porque son unos nazis. Que tomen nota todos y que hagan las cosas bien para que semejantes partidos no crezcan. Pero están ahí y, como decía hoy Ciber, "Ojo".
Observo también una polarización notable entre dos bloques de los que prácticamente nadie habla: por un lado el grupo de partidos constitucionalistas (PP, PSC y Ciutadans) y del otro los nacionalistas (cada vez más independentistas porque, claro, el nacionalismo acaba siendo independentista; CIU, ERC y Solidaritat). Los nacionalistas han pasado de sumar 69 escaños en 2006 a los 76 actuales. Si el gran logro del tripartito fue mezclar ambas tendencias, lo cual era bueno para España aunque España no se enteró, el fracaso del tripartito ha exaltado la polarización. El voto nacionalista se intercambia (nadie duda que parte del voto de ERC ayer fue a parar a CIU) y se agudiza (el propio Mas se ha definido como independentista). También se intercambia en el otro grupo (¿cuántos votos socialistas del cinturón rojo de Barcelona se han pasado al PP?). Y en medio de ambas tendencias IC, que pretende también cambiar la constitución y evolucionar hacia el federalismo (y que tampoco sería, por tanto, exactamente constitucionalista).

Cuando leo los titulares madrileños, que hablan solamente de Rajoy y de ZP, pienso que se están perdiendo parte de la película. Probablemente porque no la quieren mirar. ¿Se vieron en España las esteladas de la gente que aplaudía a Mas? En El Mundo y ABC la imagen de cabecera era Mas y señora ante lo que parecía sospechosamente una rojigualda (naturalmente era una senyera convenientemente recortada). Ellos van a lo suyo: que si los socialistas se derrumban, que si los populares están a un paso de la Moncloa. Es lo de siempre: a los periféricos se nos quiere solamente para fortalecer su feudo. No solamente no se nos entiende sino que además se utiliza nuestra voz para afianzar posiciones. Nos usan y luego nos leen como quieren. Es una muestra más de la falta de respeto que como catalán percibo.

33 comentaris:

MAMÉ VALDÉS dilluns, 29 de novembre, 2010  

Gracias por esta entrada, soy un total ignorante de la política Catalana, y me ha servido de base para entenderla un poco, porque la verdad es que me pierdo, pero creo que tu opinión me parece muy acertada, gracias de nuevo y un saludo y suerte.

Marcos dilluns, 29 de novembre, 2010  

Coincido contigo, Ramón. Se os ha utilizado de forma incorrecta para ejemplificar lo que puede pasar en las generales de 2012. Ya veremos. En todo caso, me alegro de que subiese la participación.
Lo de Anglada... Casi me da un patatús. Seguía la retransmisión en directo de la TV3 por internet y lo pasé fatal hasta que dijeron que no entraban. Esta gente es muy peligrosa como bien has explicado.
Un petó.
Saludos progresistas de Madrid.

Dilaida dilluns, 29 de novembre, 2010  

Ramón no te preocupes porque las cosas se interpreten de distinta forma desde Madrid, cada uno las interpreta como le conviene.
Yo considero que tampoco es tan malo que ganase CIU, es un partido de derechas pero mucho más moderado que el PP y además es nacionalista, eso quiere decir que mirará más por los intereses de Cataluña.
Sinceramente y siendo realistas, y dejando de lado mis ideas políticas, de los que podían ganar, creo que era la mejor opción, o no?

almalaire dilluns, 29 de novembre, 2010  

No veo la tele casi nunca, la tiene secuestrada mi niño mayor y está poseída por Bob Esponja. Hoy, sin embargo, vi un poco por la mañana y me acordé mucho de ti, estaba un poco esperando esta entrada y lo que yo vi en la tele en ese ratito es un poco lo que tú dices, como que daba igual quien ganase, quien gobernase, como fuera a ser el parlament a partir de ahora, que había provocado que cuatro años después Cataluña quiera a España mucho menos...sólo se valoraba si esto era la alfombra (¿roja?) de Rajoy para la Moncloa. Una pena.

Abrazos

Alfonso dimarts, 30 de novembre, 2010  

Extrapolar los resultados de Catalunya al resto de España, es absurdo y sólo viene del interés de unos y otros para pescar en río revuelto.
Lo del tripartito se veía venir. Ahí el PSC se ha equivocado.
Zapatero tiene que volver a recuperar la confianza en ese electorado, ya que junto con el andaluz, es el que el aúpa a la Moncloa.
Sin andaluces ni catalanes, no hay gobierno en España. Así a analizar lo ocurrido, y buscar soluciones para que no pasen los que no queremos que pasen.
Yo lo simplifico. Girar a la izquierda. Así de claro.

Antonio dimarts, 30 de novembre, 2010  

Ramón, desde la distancia del sur cuesta ver la realidad de Cataluña, aunque uno tenga lazos intensos con ella. Me haces una puesta a punto con tu visión.
Yo miro y veo con mucho respeto la independencia de los pueblos en sus elecciones, porque esto es una forma, aunque sea limitada, de independencia o, si quieres, de clara autonomía. Cataluña tendrá el parlamento y gobierno que haya votado y yo solo le deseo lo mejor para ella y para el resto de la sociedad.
Suerte en esta nueva etapa de la mano de la burguesía.
Un abrazo

Javier Martinez V. dimarts, 30 de novembre, 2010  

Este analisis me sirve para hacer las comparaciones con la forma del manejo político en mi país.

Un gran abrazo.

RGAlmazán dimarts, 30 de novembre, 2010  

Pues sí, me parece un análisis acertado. Conociendo mucho menos la política catalana, coincido contigo. Y además de los datos de ganadores y vencidos, cabe subrayar el aumento de los soberanistas. Sin duda un dato que denota la desafección de Cataluña con el gobierno central.

Salud y República

Fackel dimarts, 30 de novembre, 2010  

Ramón. Te he escuchado atentamente y, de paso, he aprendido. Creo que no soy de los que ven y analizan las cosas desde fuera (o al menos lo soy cada vez menos, la vida enseña), sino de los que presto atención a los que vivís ahí (o donde vivan los otros)

Así que puesto que todo es complejo, tu análisis me parece rico para mi conocimiento, complementario de otros y, sobre todo, que no está hecho desde las antianalíticas televisiones ni interesados media de Madrid.

Aunque todo está interrelacionado, entiendo que en Cataluña (siempre lo he entendido así) hay una casuística particularísima de la política y de las maneras de civilidad. No vienen de hace dos dís, y hunde sus raíces en los movimientos obreros y políticos del siglo XIX. Siempre en vanguardia. Pero, claro, cuando suceden resultados electorales como los de ahora, uno se sobrecoge, aunque lo interprete más o menos y lo entienda, por el triunfo de una derecha que, por muy ilustrada y tolerante que sea respecto a la nacionalespañola (ya no creo que tanto) va a prestarse al juego de los aires europeos y globales del capitalismo. Va a contribuir a cerrar el círculo que se está cerrando con el afianzamiento de una superclase financiera y de sometimiento de la sociedad civil que se está dando en toda Europa.

Sigo escuchando argumentos, opiniones y, tranqui, que todo dura lo que dura.

Salud y un abrazo.

Fackel dimarts, 30 de novembre, 2010  

A Dilaida: la mejor opción CIU, ¿para los intereses de quién? De todos modos yo apreciaría algo más a las derechas españolas si todas ellas tuvieran mayor Sentido de Estado y consecuentemente, hubieran obrado con mayor Razón de Estado. Pero no. Las derechas periféricas y la central, incluso la socialdemocracia, se encuentran cuando pactan y obtienen algo a cambio. La razón de los partidos se impone siempre a la razón de la sociedad. Y no te digo a la razón de los currantes, que parece que no existieran. Y no creo que haya vuelta de hoja. Al final lo que se está imponiendo siempre es la Razón de las Oligarquías. Y no hay manera de que se acepten reformas constitucionales, el desarrollo del Federalismo y ya no te cuento la asunción de la forma de gobierno de República. La política, sojuzgada a intereses clasistas. Triste.

Un saludo fraternal, Dilaida.

Txema dimarts, 30 de novembre, 2010  

Ramón un buen análisis hecho desde dentro.

Pero tengo una duda: Constitucionalistas, el PP, el PSC y los otros? No, son del más rancio nacionalismo español porque la Constitución implica muchas más cosas que se pasan por el forro.

Su actitus frente al Estaut lo demuestra bien a las claras.

una abraçada

Ataúlfa Braun dimarts, 30 de novembre, 2010  

A estas alturas continuar hablando de "nación" en cualquier parte del mundo, me parece querer ponerse una venda en los ojos.

josep estruel dimarts, 30 de novembre, 2010  

En períodos de crisis como el actual es fácil que la población se encamine hacia opciones de derecha y populistas, tendencia que se ha confirmado en estas elecciones. También es cierto que en tiempos de crisis, donde las contradicciones innatas al sistema capitalista se agudizan y se visibilizan mejor, surgen también fortalezas de los movimientos que pretenden transformar el sistema. (lease Anglada) De los resultados de hoy, se confirma algo que estaba claro también ayer. Los partidos de izquierda tenemos mucho, pero que mucho trabajo por delante que hacer, si de verdad queremos llevar adelante nuestras creencias. Y no sólo tenemos que trabajar, sino ser lo suficientemente capaces de afinar nuestra estrategia para poder estar en disposición de comenzar a tener una posición de fuerza. Lo de Madrid y sus medios de comunicación era de esperar. No es la única vez que he visto la bandera española detrás de alguien de aquí, o celebralo allí, que manda narices!
Una abraçada.

Isabel Martínez Barquero dimarts, 30 de novembre, 2010  

Leo e intento aclararme, que desde la periferia no se entiende muchas veces bien la problemática de cada comunidad.
Besos, Ramón.

Montserrat Sala dimarts, 30 de novembre, 2010  

Hola Ramón: Es la primera vegada que
veig unes eleccions,en les que no guanye tothom. Almenys ara han rodat,alguns caps per terra,i da'altres que han estat honrats i han aceptat la derrota deportivament.
Anys enrere, ja ho saps, tots eren guanyadors,per h o per b.
Mas podrà gobernar tranquil i sense estorbs. Espero que tingui l'encert de fer-ho bé,i només pensant en el bé del cuitadans de Catalunya.

Stalker dimarts, 30 de novembre, 2010  

Desde hace bastante tiempo no participo en entradas políticas por varias razones: para no incomodar con mi radicalismo en estas cuestiones y especialmente porque mi crítica esencial tiene que ver con el propio marco (el democrático en este caso; y no porque proponga un totalitarismo sino porque la democracia es algo siempre por venir), no con los contenidos que se escenifican en el marco, que es lo de que se habla cuando se comenta un resultado electoral o, en general, se conversa sobre política.

El marco me parece lo fundamental porque nos encuadra y prohíbe todo lo que no cae dentro de sus estrictos límites; el marco marca, re-marca, produce una de-marcación, un doble gesto de ontologización de ciertos contenidos epistémicos (traducidos luego a una retórica en función de determinados intereses) y de desontoligazación -y destierro- de otros contenidos, condenados al exilio por el discurso hegemónico. Así se ha construido el marco democrático, y sería interesante ver qué ha quedado fuera de él: la vida en los márgenes, el vasto afuera situado en las inmediaciones de la frontera, todo el saber, y el sabor, de la lengua venidera que se articula ahí. Lengua por-venir (porvenir) que anularía el concepto mismo de frontera de esa democracia venidera.

Cuestiones demasiado complejas como para abordarlas en un simple comentario.

Respecto al contenido de tu entrada, tan sólo una nota a pie de página: me llama especialmente la atención el voto emigrado desde ERC a CIU. Muestra claramente que lo que gestionan esos partidos es casi exclusivamente la identidad nacional. Quiero decir, muy poco de izquierdas es quien abandona el ideario de un supuesto partido de izquierdas (ERC) por el ultraliberalismo católico de CIU. Lo único que parece importar, entonces, es la identidad, y esto establecería una continuidad entre ERC y CIU. El primero se postularía como un partido que gestionaría el nacionalismo juvenil, y esos jóvenes, una vez asimilados a la cultura burguesa, una vez con puestos de trabajo que conservar, pasarían su voto a CIU. Claro que habrá otras variables que tener en cuenta para no incurrir en la simplificación, pero este es un punto que conviene tener presente.

[Me adelanto a tu posible suspicacia diciéndote que esto no es una crítica al nacionalismo. Ya sabes que no soy nacionalista (centralista o periférico), que esa idea me resulta extraña, que en el lugar de donde procedo el único partido nacionalista ha desaparecido del arco parlamentario. Sin embargo, estoy a favor de un referendum de autodeterminación y, si por mi fuera, concedería la independencia mañana mismo. Así lo pienso (otra cosa es que sospeche que una Catalunya independiente repetiría los mismos errores del estado central, es decir: seguimiento de las políticas neoliberales que nos han conducido a la inestabilidad presente. Pero esto es otra cuestión)]

El cambio de voto de PSC a PP obedecería al mismo movimiento pero de signo contrario: la defensa del estado centralista, que encontraría en la periferia apenas un contrafuerte, una excusa, un rentable caladero electoral y poco más.

Y para concluir, algo muy obvio: vuelve CIU. Después de siete años de rauxa, regresa el seny. Toca gobernar de siempre, para los de siempre, con exclusión de los de simpre (que el tripartito también ha excluido). Volvemos a abrazar la derecha ultraliberal, a postrarnos a los pies de la Iglesia, a defender a la alta burguesía y los grandes financieros, que son los que han generado la crisis. Seguimos con el desmantelamiento de la sociedad del bienestar y la destrucción sistemática del "proyecto ilustrado" (que con todas las cautelas y prevenciones posibles, con todos sus fallos y carencias, tenía cierta vocación emancipadora en varios sentidos). Nuestros políticos continúan trabajando para hacer el mundo menos habitable, menos respirable. Volvemos a la derecha, ahora y en 2012. Ya tendremos tiempo de arrepentirnos.

Un abrazo fuerte para ti y vuelvo a mi habitual mutismo en lo que a política se refiere.

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dimarts, 30 de novembre, 2010  

Permíteme copiar una carta que he escrito a todos los diarios nacionales, y que, seguramente , ninguno me va a publicar. Viene muy al caso de tu entrada

"El año en el que se comprueba que el 4% de prevaricación Convergente que Maragall denunció en El Parlament de Catalunya no era ningún cuento; el año en el que se consolida el PP como fuerza política más corrupta en España; el año en el que la opinión pública conoce que Joan Laporta gastó y malversó lo que quiso de las arcas del Barça; este año, CiU, PP y SI cosechan en Cataluya uno de sus más sonoros e históricos triunfos democráticos de la mano de los ciudadanos que les han votado.
Del mismo modo, pero con signo contario, el año en que los ciudadanos y ciudadanas catalanes saben y conocen que, nunca, en 30 años de democracia, un gobierno catalán ha conseguido mejores cotas de autogobierno, de financiación y de políticas sociales, es entonces cuando castigan a quien se lo ha proporcionado. ¿Alguien, de verdad, entiende algo? ¿Alguien podría, por favor, explicar este fenómeno?"

¡salud!

Jose Vte. dimarts, 30 de novembre, 2010  

Hay que tener en cuenta que lo que la derecha y sus medios de comunicación están deseosos es del descalabro de ZP y que Rajoy llegue a la Moncloa, así es que se agarran a cuanta señal les venga de cara.

De todas formas si que es verdad que la situación de la izquierda está muy jodida, y que aunque los resultados de Cataluña no se pueden extrapolar del todo al resto de España, si que se respira en el ambiente un tufillo fatal.
Ya has leido mi entrada, y como está la Comunidad Valenciana.

Un abrazo

mariajesusparadela dimarts, 30 de novembre, 2010  

Algún día seremos una república federal.

El alegre "opinador" dimarts, 30 de novembre, 2010  

Siempre he pensado que Cataluña se merecía más respeto y que la catalonofobia fomentada desde el PP nunca podrá traer nada bueno ni para unos ni para otros... (No sé cómo han podido subir tanto con ese discurso tan peligroso). Ahora bien. También desde Cataluña se debería respetar más a los demás... a Andalucía, por ejemplo.
Hoy, sobre todo, quiero darte la enhorabuena por la "manita" al Madrid. Iba con el Barça porque a Mohurino no lo puedo soportar...
Un abrazo.

m.eugènia creus-piqué dimarts, 30 de novembre, 2010  

Ramón, te doy toda la razón.Una abraçada.

Eastriver dimarts, 30 de novembre, 2010  

Gracias a todos por vuestros comentarios y por vuestros puntos de vista, en caso de haberlos formulado. Estaremos de acuerdo en que los apuntes de urgencia son siempre parciales y que uno no es analista político, tan solo un observador más o menos atento. Sólo desearía comentar algunas de las opiniones, las que establecen algún tipo de apunte discordante.

Dilaida, no estoy de acuerdo en que no sea tan malo que ganara CIU. Son la derecha, y para mí es penoso. Pero sí te doy la razón en que es preferible CIU al PP, al menos en algunos aspectos. Desde luego me parece bueno que en Catalunya tengamos un partido de derechas diferenciado de las Camachas, los Rajoyes, las Sorayas, las Cospedales, los Aznares y demás familia. Eso, debo decirlo, me parece positivo. Ojalá en Galicia tuvierais algo así, yo pienso que mejor os iría. Un abrazo.

Almalaire, me gusta cómo lo formulas: es una pena que Catalunya quiera menos a España. Seguramente es cierto: pero no a los españoles. Besos.

Alfonso, que no, que la culpa no es del tripartito. Yo lo defendí a muerte. La culpa es de los errores y la prepotencia que ha tenido en muchos aspectos el tripartito. El tema es que no lo han hecho bien. Condenemos a los hombres, pero no a las ideas! Y permite que lo diga: al tripartito se le ha acosado mucho desde España, al menos los primeros años.

Eastriver dimarts, 30 de novembre, 2010  

Sigo contestando a algunos, desde luego no porque no me merezcan crédito las opiniones que no comento (ahí el impecable comentario de Rafa, el agudo de Txema, el sensato de Fackel...) sino porque poco hay que añadir, más que respetar siempre. Pero algunos comentarios me han generado una apostilla.

Ata, pues todo el mundo tiene puesta esa venda, porque yo lo sigo oyendo, por activa o por pasiva, en todas partes y a todas horas. Pero coincido en que lo ideal sería superar esas barreras, lo cual no quiere decir que estén superadas ya. Besos.

Stalker, te doy la razón en el cuestionamiento de las verdadera naturaleza del sentimiento izquierdista en ERC o en el PSC, que con tanta alegría se pasan a CIU o PP (las derechas). Pero no es nuevo. Yo creo que existe un sentimiento más fuerte que el ideológico puro: el sentimiento identitario. Observa lo que ocurre en Euskadi: PSOE y PP unidos formando el bloque constitucionalista. Sus votos se pasan, se traspasan, se ayudan, se apoyan. Y son el PP y el PSOE ni más ni menos. Siempre temí que ese escenario se diera en Catalunya, porque no es integrador. Pero me temo que vamos en esa dirección. Un abrazo y que no está nada mal el debate político contigo... Un abrazo.

MJ, muy agudo. Tiene parte de razón, pero digamos que pienso que el tripartito se ha equivocado bastante. Hizo cosas bien que, con la crisis, no lucieron. Un abrazo.

María Jesús, a ver si es verdad. Ahora bien, puestos a pedir, yo la prefieron confederada, que es más fácil largarse, jeje. Un abrazo.

Curiyú dimarts, 30 de novembre, 2010  

Hay gente que tiene una visión sumamente extraña de la política. Digo, le da lo mismo votar a un defensor de los derechos humanos y después, a un postulador de la mano dura estricta.
Evidentemente, no hay conciencia política o yo soy un estúpido. Puede ser.

ARO dimarts, 30 de novembre, 2010  

Me ha ayudado mucho a entender los resultados electorales catalanes la lectura de esta entrada tuya. No me han gustado nada los resultados que ha habido, pero eso es lo que ha decidido un pueblo enfadado con sus gobernantes.

Fackel dimecres, 01 de desembre, 2010  

Ramón. Disculpa que intervenga nuevamente. De todos modos hay un aspecto en el tema de la política que parece que no es tenido en cuenta por los ciudadanos, o al menos no lo suficiente. Y es el de la corrupción. En CIU, según parece, ha habido por ejemplo el caso Millet (como el honorable Pujol tuvo sus pringues en su momento), en la Generalitat valenciana ni te cuento, en un montón de provincias está saliendo lo de la trama Gürtel...Se dirá que mientras no haya juicios y sentencias condenatorias hay que presumir la inocencia. Pero también hay maniobras dilatorias, pactos y amigos jueces, etc. que echan una mano a los políticos pringados. Sin embargo, el votante debería hilar más fino. Para mi, ciertas sospechas fundadas sería suficiente para tomar una determinación respecto a no votar al partido que ampara a los denunciados. Y aquí está el fondo de la cuestión. ¿Hay que votar en elecciones solamente por la parte de la gestión pública, que por otro lado, es muy semejante en unos y otros, sean del partido que sean, sobre todo entre los dos grandes que se reparten el pastel? ¿No cuenta ya nada la perspectiva moral?

Mal vamos si se llega a ese nivel de separacíón de la Ética respecto a la Política. Y ahí, los pringados, por cómplices, no son solamente quienes hayan metido mano en dinero o repartos varios de bienes y puestos, sino los votantes que quieren ignorarlo, callar y mirar para otro lado.

O hay Ética en la Política (y Estética, ojo) o esto irá cada vez a actitudes más mafiosas y antidemocráticas. Mira la mierda que está saliendo con los cables de Wikileaks...

Un abrazo.

Lembranza dimecres, 01 de desembre, 2010  

Gracias por tu buen análisis sobre la política, para mi que soy una ignorante en este tema me ha venido muy bien. Lo que si sé es que son los políticos los que calientan el ambiente para bien suyo, pero no para nosotros. Un abrazo

Eastriver dimecres, 01 de desembre, 2010  

Fackel, por desgracia se ha demostrado que la corrupción no pasa factura política. No la ha pasado ni a CIU, ni al PP, ni en su momento al PSOE. Por desgracia tienes toda la razón pero a la gente no le condiciona eso. Toparse con esa evidencia es desarmante, porque si los electores no castigan, ello seguirán haciéndolo, pues lo único que podría frenarlos es el voto. Coincido totalmente, pero constato también que esa es la realidad.

¿Cómo puede ser posible eso? Me atrevo a aventurar una hipótesis: existe la sensación generalizada de que todos los partidos son igual, que la corrupción es inherente a la política, que todos chupan del bote lo que pueden. Y mira, me atrevo a decir que un poco de razón tiene la gente que piensa eso. Tú mismo citas los cables, lo cual ayuda a crear ese desencanto. Si tienes a la gente desencantada consigues que su nivel de exigencia baje. Votan, porque comprenden que deben votar, pero procurando no mirar mucho la suciedad que está en todas las casas, y esperando sólo que a cambio de no mirar mucho, los políticos les beneficien. Un saludo.

Thiago dimecres, 01 de desembre, 2010  

Ay, cari, yo lo siento, pero no puedo estar más en desacuerdo... Creo que estás pecando de lo que tanto criticais... en Madrid: sentiros el ombligo del mundo y olvidados del resto de España. Mira, cari, como gallego que vivo en Madrid, me he tragado a Duran LLeida (ahora el politico más valorado) y a Mas hasta en el sopa. Realmente nos han bombardeado con las elecciones catalanas (que en realidad os afectan a vosotros, pero cuanto ha votado, el 60% aprox) Tal vez habria que preguntarse pq no vota el otro 40% no en unas elecciones que no parecen importarle a casi la mitad del electorado.

Además es logico que en el resto de España preocupen mas las elecciones nacionales por eso las hay: municipales, autónomicas, nacionales y eruropeas... cari, no nos pidas que estemos preocupados de todo... Hagamos ahora mismo, una prueba: Tu sabes como se llama el presidente de Canarias, por ejemplo?


Hombre yo creo que ya está bien de victimismo. el tripartito fracaso, pero no olvides que en el estaba representado uno de los partidos mas "catalanistas" que había hasta ahora y depositario de la legitimidad de aquellos honorables como Tarradella... Que muchos catalanes han preferido votar a Laporta? pues eso no dice mucho de la inteligencia de algunos. NO creo qu lo hagan por la independencia, son los mismos que votaron a Ruiz-Mateos o a Gil y gil en su momento...

Si le sumas los que votaron a Mairena (mas que a rosa Diaz), pues tb. tienes una idea de la seriedad de como se toman algunos catalanes sus elecciones.

Lo que no se puede es estar todo el dia imaginando agravios, y contando si el periodico dedica mas lineas al madrid o al barcelona... jajaaj

Lo siento, pero asi no vamos a ningun lado. Ha ganado CIU pues muy bien, pero no olvidemos que CIU es la derecha de Cataluña, el PP de allí... ojalá lo haga bien, pero de momento ya están pidiendo ideas.

A mi tb. me llama la atención que Artur Mas estuvo hablando en casatellano durante toda la campaña y ahora que ha ganado ya vuelve a hablar en catalan. CIU será independentista en tanto y en cuanto le convenga para gobernar. solo espero que no se repita otro caso PALAU...


Bezos, cari, jaaja

Eastriver dimecres, 01 de desembre, 2010  

Thiago, no pasa nada por no estar de acuerdo... Ahora no tengo tiempo de contestarte como mereces, mañana si me animo lo hago. Pero sí quería decirte que una cosa grandiosa de estas elecciones ha sido que sacara más votos Carmen de Mairena que la insufrible Rosa Diez. Homérico, chico. Por mucho que esté de acuerdo en que se trata de un voto de rabia y crítica contra el sistema, que puedo comprender incluso.

Por cierto, el voto a Laporta no es ese que tu piensas... Claro, Laporta es un mafias, y es lo que quieras. Pero ese voto siempre expresa un desacuerdo, lo mismo que el de Plataforma. Lo que ocurre es que el desacuerdo no es en la línea del desacuerdo que representaba Gil y Gil, sino en otro sentido. Venga un abrazo, artista (sabes por qué lo digo, jeje.)

Maripaz Brugos dijous, 02 de desembre, 2010  

Muy interesante escuchar desde tu mirada el mundo de la politica catalana. La verdad que estoy de acuerdo contigo, me parece una opinión muy acertada.
Los ciudadanos somos manipulados sin ningun rubor la mayoria de las veces.

PACO GÓMEZ dijous, 02 de desembre, 2010  

Todos enemigos, desde el primero al último. Todos sobreviven por y para maniatar las libertades. Todas las banderas son felpudos donde el pueblo limpia y refugia sus miserias, su incapacidad de vivir en libertad.
Un abrazo.
Paco

Cecilia Alameda Sol diumenge, 05 de desembre, 2010  

Me alegro de haber leído tu texto porque me hace conocer puntos de vista cercanos a los hechos que se analizan. Es cierto que las confrontaciones o acuerdos que se fraguan en una provincia, en una comunidad, en una ciudad o pueblo, no pueden generalizarse a nivel estatal. Pero hay ciertos medios y, sobre todo, ciertos políticos que han hecho de la manipulación y la tergiversación su forma de trabajo permanente. Y lo peor es que hay lectores y televidentes que se tragan como verdadero todo lo que dicen.
Y déjame expresar mi enojo por el crecimiento electoral de quienes predican la xenofobia, la exclusión e, incluso, la marginación de las familias no convencionales, como esa señora que se cree vencedora porque ha sacado más escaños que las elecciones pasadas.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP