Para todos los amigos que aún no lo sepan he abandonado este blog y he abierto otro. Ahora me encuentro en Accés a Maians, lugar en el cual voy colgando las nuevas entradas y donde me gustaría encontraros a todos.

dijous, 29 de març de 2012

PERSONAS

A veces, una breve imagen pillada casi al azar propicia un replanteamiento sobre algún tema. O una nueva perspectiva.

Es lo que me sucedió el otro día. En el informativo de la tele (sería el de TV1 o de TV3, desde la desaparición de Cuatro no veo otros) aparecía un parado hablando de su experiencia. Y puso el énfasis en la cuestión de la autoestima. Vino a decir cosas que también yo, sin haber estado nunca parado, he llegado a plantearme en ocasiones. Y eso que hablo de oídas.

En ocasiones, dijo, cuando estaba a solas pensaba que probablemente su vida había sido un fracaso. Algunas veces pensaba incluso que un gran fracaso. Que algo había hecho mal, que probablemente él no servía para la vida (como si la vida fuera un trabajo, que supongo que un poco lo es), que su mala situación podía deberse esencialmente a no haber sabido manejar bien la existencia. El hombre lo resumía hablando de la anulación afectiva a que le llevaba esa situación.

Todos sabemos que el paro no son cifras, sino personas. Y lo más duro, seguramente, son las secuelas psicológicas. Me gustaría haber podido tener la oportunidad de hablarle a ese hombre para decirle que la culpa no era suya, que nadie había fracasado. Que la cosa era más sencilla, y más terrible. Que la vida de muchos necesita cobrarse estos peajes, exactamente como los imperios necesitan muertos en combate para que algunos puedan vivir como reyes. Y me hubiera gustado poderle dar una palabra de ánimo, con la certeza de que los males tienden a acabar algún bendito día, que espero que sea pronto.

Son esas cosas que le dan a uno: me gustaría decirle, me gustaría contarle a ese señor que sale por la tele. Tonterías... La vida luego hace que la realidad se imponga. No necesitamos tele, en realidad no la necesitamos.
A principios del presente curso descubrí que habían abierto un nuevo restaurante cerca del trabajo. Un miércoles, que es uno de los dos días que me quedo a comer en el trabajo, me dirigí hacia allí, diría que con excesiva desenvoltura, porque me dejé la cartera en el departamento del instituto. El dueño, un hombre de mi edad, era enormemente agradable y cocinaba muy bien. Como no había nadie más nos entretuvimos hablando. En el momento de pagar pasé un malísimo rato cuando comprobé que no llevaba el dinero. Alarmado le expliqué dónde trabajaba y prometí que volvería en un minuto. Pero el dueño no quiso, que se fiaba de mí, que mañana sin prisas... Me despedí algo azorado, dándole las gracias y sintiéndome ridículo. Naturalmente al día siguiente entré en el restaurante con el dinero en la mano y saldé mi deuda.


A partir de entonces cada miércoles durante meses me dirigí a mi nuevo restaurante mientras se iba creando una relación no exactamente de amistad pero sí de confianza y simpatía con Pau. La comida en el restaurante de mi nuevo amigo resultaba agradable, aunque me extrañaba que no hubiera nunca nadie. Sorprendente porque ya digo que cocinaba bien y no era caro (pero en épocas de crisis ni lo más extraordinario puede ser suficiente). Hasta que hará cosa de un par de semanas descubrí el restaurante con la persiana bajada. Oí a alguien dentro y llamé a la puerta de la cocina, que me pareció medio abierta. Una voz, la de Pau, me invitó a que pasara. Entré por la cocina y me dirigí al comedor. El espectáculo no puedo quitármelo de la cabeza: entre montones de cajas de embalar y trastos por doquier, Pau derrotado sentado en una silla con una botella de anís delante. Barba de dos días. Literalmente anulado. Le pregunté lo obvio: que qué pasaba. Tuvo las fuerzas suficientes para hacer un chiste.

- Estic arruinat - me dijo sonriendo amargamente pero con ironía - Semblo la Karen Blixen a Memorias de África.

Se levantó para darme un abrazo. Luego vino lo inevitable: el correo, la promesa de si me enteraba de algo, y nuevamente la autoestima: Ja ho veus, vaig néixer estrellat. Le dije lo que suele decirse en estos casos, pero lo dije sinceramente: que era educado, correcto, simpático, enormemente agradable y que cocinaba muy bien. Y que por tanto era una injusticia que se viera en esa circunstancia, y que llegaría un día en que volvería a tener suerte. Torpe, sí, seguramente, porque uno no está acostumbrado a encontrarse cara a cara con el rostro de la derrota. Me explicó que el restaurante había sido su última apuesta. Con ese fracaso había perdido sus ahorros e incluso su piso; no le quedaba otra que trasladarse a casa de su hermana. En fin, no sigo, porque la escena acaba siendo enormemente previsible.

También lo es cómo he quedado yo desde entonces. Me acuerdo mucho de Pau y deseo que pronto le vaya todo muy bien.

Sí, el paro no son cifras: son personas que las pasan canutas. Me gustaría pensar que nuestros políticos no pierden de vista este detalle nunca.

40 comentaris:

Júlia dijous, 29 de març, 2012  

Desde el momento en qué hace tiempo somos la gente con más paro del continente me temo que nuestros políticos no quieren entrar a fondo en el problema. Además, para llegar a soluciones harían falta pactos entre los partidos y aquí siempre se va a destrozar lo que hace el contrario o a ganar votos como sea.

Maia dijous, 29 de març, 2012  

Y yo me pregunto muchas veces de qué material están hechos los políticos. Es terrible lo que está pasando por allí. El otro día vi un programa sobre la situación en España; la cantidad de jovenes que han tenido que volver a la casa de sus padres, que han tenido que reinventarse, los sueldos de hambre que aceptan cobrar por el hecho de seguir trabajando, para sentirse útiles al menos. Hay muchos tipos de batallas, tal vez estén viviendo una de las más difíciles. Porque también hay muchas maneras de matar a un hombre y de morir en vida. La sensación de derrota es un cuchillazo, es un robo a mano armada. Un abrazo, Ramón. Y que pronto se vea la luz al fondo del túnel.

Thornton dijous, 29 de març, 2012  

Yo también he visto muhas caras derrotadas y una muy cercana que no pudo soportar la derrota y se quitó la vida.
Esta puta crisis ha golpeado muy especialmente a esos modestos empresarios que para conseguir créditos tuvieron que exponer su propia vivienda.
Un abrazo.

Antonio dijous, 29 de març, 2012  

Sí, Ramón, el paro no son cifras sino personas. Lo qué no sé es si el gobierno, el empresario y la propia sociedad que ha de ser solidaria tiene conciencia de eso.
Mal asunto cuando se piensa en la empresa y se le dan facilidades para despedir sin considerar las consecuencias humanas, solo se muestra que estamos en un mundo inhumano donde lo material está por encima de la gente.
Un abrazo

emejota dijous, 29 de març, 2012  

Esa es la desgracia de tantas almas cándidas, buenas y bien intencionadas, que desgraciadamente son las que más padecen en este mundo.
Me ha conmovido tu relato porque se siente latiendo en lo más profundo del corazón. Petonets.

pluvisca dijous, 29 de març, 2012  

Vaja, aquest tema me toca!!! si, me toca de cerca y has dado enla esencia, el parado se siente fracasado, creeq ue no ha sabido mover los hilos para seguir en su sitio, que no ha sabido manejar su vida y por eso ahora se encuentra en esa situación...la famosa frase "todos tenmos lo que nos merecemos" le aporrea la mente y se siente una puta mierda hablando mal y rápido...

Hay muchos Paus por desgracia y por mucho que intentemos decirles que no es eso...no es fácil subir el a´nimo a alguien que a trabajado toda su vida y a los 50 años o más se ve tirado en la calle sin solución de continuidad...todo un drama bufffff, me entran ganas de llorar...

Una abraçada

PD Lo de la meva terra fa vergonya!!! ( Mallorca)

Montserrat Sala dijous, 29 de març, 2012  

Hola Ramón: que historia mas triste. Y deben de haber tantas como esta!!!
Haces bien en publicarlo. Quizás entre tus muchos seguidores, haya alguien, que sepa..que haya oído hablar de...Pienso que este hombre se merece otra oportunidad, Aunque entiendo que tú no te refieres a buscarle a él una nuevo empleo, sino el de hacer hincapié hacer, en esta problemática tan bestia y tan deshumanizada. Pienso que este amigo. bien pudiera ser, que se haya encontrado en al calle por endeudarse mas de la cuenta al no poder pagar las letras de un piso o de su local de restauración. Quien sabe! Amigo mio, las cosas hoy en día están todas en contra del trabajador, mas humilde. Y mientras
los senadores vitalicio, cobran sus buenos sueldos sin mover un dedo.

No entiendo como puedan suceder. casos como el que explicas. Seria bueno que siguieras en contacto,al menos durante unos días, por si surgiera alguna pista...que sé yo.
A veces surgen milagros sin creer en ellos.
Recibe sólo mi buena disposicíon, y un fuete abrazo

Pakiba dijous, 29 de març, 2012  

Que te voy a decir del paro y los políticos que no hayan dicho ya,sólo van a llenarse los bolsillos y al pueblo que les den,mucho prometer antes de salir para que les voten y después "donde digo Diego.......
Lo de la llengua es lo mateix ,no les interesa ,pero si que les interesa possar la má.

Dilaida dijous, 29 de març, 2012  

Por desgracia Ramón hay muchos Pau hoy en este país. Mucha gente está pasando verdaderas necesidades, pasando hambre y que les da vergüenza que los demás nos enteremos.
Tu relato es muy conmovedor, es muy triste para una persona que se pasó la vida trabajando verse en la calle de la noche a la mañana.

Sobre activar las letras de los comentarios, a mi me pasa lo mismo que a ti, desde que las desactivé tengo comentarios "raros", pero prefiero borrarlos.
Desde hace algún tiempo mi portatil no me permite comentar en los blogs que tienen activado las letras y si no estoy en casa, no puedo comentar.
Bicos

Alfonso dijous, 29 de març, 2012  

Qué me vas a contar. Mi pareja tiene 37 años. Es maestro, tiene TRES oposiciones aprobadas y no consigue trabajar como maestro. Lo hace de camarero, en un negocio , en lo que puede y a veces, ni le han pagado. Estudia por las noches psicología, aún sabiendo que con la reforma laboral no va a trabajar jamás de lo suyo. Y por la noche, llora como un niño chico porque dice que se ha equivocado en su vida, que estudiar no le ha servido de nada, que un simple albañil tiene más trabajo que él.
Yo lo he visto sacrificarse, no hemos salido NUNCA de viaje a más de 200 kms porque con mi sueldo no tenemos dinero para los dos. Sus vacaciones han sido estudiar estudiar y estudiar, para conseguir sacar un ocho y no tener trabajo porque no tiene experiencia.
Y con 37 años. Díme tú como se le puede consolar.

Pilar dijous, 29 de març, 2012  

Me gustaría pensar que al menos se acuerdan alguna vez.

Un abrazo

Montserrat Llagostera Vilaró dijous, 29 de març, 2012  

Bona nit Ramón.
Saps una verdadera llástima, aquesta dixosa crisis, está acaban amb les expectatives e il-lusions de les persones.
I les persones que tene un petit negoci també les passan canutes, perque els impostos s´els hi mengen, les poques ganancies que puguin tindre.
Esperem que s´arregli tot.
Una abraçada, Montserrat

yraya dijous, 29 de març, 2012  

"Sí, el paro no son cifras: son personas que las pasan canutas. Me gustaría pensar que nuestros políticos no pierden de vista este detalle nunca."
Pues lo tienen perdida, la vista, la vergüenza, la honestidad, la lealtad y muchas cosas más, cada día que pasa menos creo en los políticos.
La historia de Pau es muy triste, me ha encogido el corazón, le deseo que tenga suerte, y cuántos están como Pau.
Un abrazo Ramón

Reyes dijous, 29 de març, 2012  

A Pau le irá bien,ya te irás enterando.
Fracasar en un negocio no es el final;te lo digo por experiencia,yo fracasé en uno y luego me hice escritora jaja;una poeta sin fortuna pero cada día más feliz.
En la vida estamos para aprender.
A veces el mecanicismo del único sistema que conocemos nos hace sentirnos inútiles y fracasados pero quien ha descubierto su luz interior ya no se vuelve a deprimir por eso nunca más.
Me da mucha pena cuando hay incluso gente que se suicida por deudas o fracasos de este tipo.
Hay más cosas en el lapso de tiempo de nuestra existencia y todo,incuso lo más grave,acaba convirtiéndose en una racha.
Quizá deberían explicarnos esto cuando somos pequeños para que fuéramos fuertes frente a la adversidad ,al menos de la material;en fin.
Suerte para Pau y para ti y para toda la peña de bien.
..
Una cosilla,
cuando dices "que puedan vivir como reyes" a qué te refieres?¿Tienes algo que decir de mi forma de vida?
Jejejeje.
Un petón.(ahuelgado).

genetticca dijous, 29 de març, 2012  

Y es que somos muchos Ramón y cada vez hay más máquinas que sustituyen al hombre.
Vivir cuesta dinero,mucho dinero,porque nos hemos acostumbrado a poseer más que a ser. Dejamos en manos ajenas la responsabilidad de nuestra administración,esperamos que nos resuelvan los problemas económicos hipotecando nuestra razón, a cambio de más y más.
Leo los comentarios que te han dejado y me doy cuenta de que todos hacen referencia a los casos que expones como si fuesen algo ajeno, algo que nunca les puede pasar. Incluso tu mismo,al narrarlo, pareces inmune. Es como cuando alguien muere de accidente o padece cáncer. La gente lo ve de lejos, sin implicarse demasiado, como si fuesen inmunes a todo.
No hablo de miedo, no se debe vivir con el alma en vilo, pero si alerta,porque las cosas en este país están adquiriendo un matiz algo antiguo,un devaneo entre el ser y no ser, mientras los astutos lobos cercan el rebaño para zampárselo, siendo el rebaño quien,confiado,adjudicó ese poder a los lobos.
Matar la autoestima es una guerra sin
armas,silenciosa, un modo cruel de eliminar el caracter, la energía, la personalidad.

Lo veo todo bastante oscuro, casi tirando a negro.

Un abrazo

Eastriver divendres, 30 de març, 2012  

Gràcies també a l'amic Josep que m'escriu un correu que no copiaré sencer, per això de la privacitat, però que d'entre d'altres coses diu el següent: "Ramon, jo voldria contestar-te sobre el tema de la derrota i l'autoestima quan un es queda arruïnat a causa de la crisi .. Estic segur que Pau, i els milers de Pau que hi ha a tot arreu se senten igual. Ho sento en l'ànima, paraula d'honor. Imagina't si ho sento que ha mi em va passar pitjor encara. A Pau,sembla que ho venia venir. Jo no. Ramon, i tots, i son molts més del que un pensa li passa com a Pau. Jo tenia un taller que em funcionava, de sobte em poso malalt, crec que ho superaré, em diuen que és possible...o no, depèn, però que el treball ja puc oblidar-ho. No vaig tenir opció a res."

I el correu segueix però no vull donar més detalls sense el seu permís. Dir només que de tot el que parla el Josep en el seu correu és ja aigua passada, afortunadament.

El Joven llamado Cuervo divendres, 30 de març, 2012  

Maravillosamente doloroso, conmovedor. Estos son los tormentos cotidianos y sensibles que nos regalan las políticas nefastas impuestas por organismos que nada saben de "personas". O si saben, y son unos hijos de su buena madre. un abrazo.

RGAlmazán divendres, 30 de març, 2012  

Una historia triste. Una más de las muchas que se producen en estos días. La crisis arrasa, y, por desgracia, arrampla con todo y con los más humildes. ¡Ojalá le vaya bien!

Salud y República

genetticca divendres, 30 de març, 2012  

Josep

La raó es quelcom que ens pertany, sobre tot quan en prenen inclús el dret a tenir-la.
Amb salut tot es posible; amb salut es poden llençar pedres als vidres i veure que hi ha darrera. Sensa salut només es te el dret a esperar tenir-la.
Però no ens pendran allòs que ells, aquells que impunement maten raons i eliminen autoestimes, mai no gaudiran.
La pau interior que ens fa ser fills de la vida amb la conseqüencia més elevada,estimar i estimar-nos.

I jo t'estimo Josep, perque espero el mateix que tu.

Josep divendres, 30 de març, 2012  

Ramon, muchas gracias por todo. Yo parto de la frase “Ja ho veus, vaig néixer estrellat”, seguro que yo en tu lugar y en aquel momento le contesto lo mismo, para dar ánimos, pero en mi interior se que le estoy mintiendo. Pau no nació estrellado, - Estic arruinat - me dijo sonriendo amargamente pero con ironía - Semblo la Karen Blixen a Memorias de África. No, no, esto tampoco es verdad!
Nuestro amigo Pau pienso que es un señor que tenia un pequeño y acogedor restaurante. No entraré en temas de negocios porque creo que él sabrá el motivo de su ruina. Puede ser que la crisis solo le diera un pequeño empujón, el resto o el motivo principal quizás fuese otro. Yo creo que su ruina no es perder el negocio, cuando no tienes ninguna ilusión en la vida si que estás en la ruina, todo lo demás es cuestión de echarle narices. Otra cosa es el señor que trabaja en una de estas empresas donde se ha pasado la vida, hora tras hora apretando un tornillo. Siempre el mismo. Por lo cual tanto da el martes como el jueves, el solo apretará un tornillo. Este si que está arruinado si lo despiden a los 50, y si profundizamos también veremos que “va néixer estrellat”, por no saber cambiar a tiempo o no estudiar cuando "tocaba". Las casualidades de la vida hacen que justamente ayer le explicaba a Mireia, mi nieta mayor, “Donde está mi queso”. Ramon, creo que el enemigo del éxito es la falta de acción, por ello le tenemos tanto miedo a fracasar, pero gracias a los fracasos que a veces son bendiciones, nos hacemos más fuertes.
Con esto no pretendo dar lecciones de nada, entre otras cosas porque soy yo quien las tendría que recibir. Te doy las gracias de nuevo Ramon.

Una abraçada.

Josep divendres, 30 de març, 2012  

Genetticca tens raó, encara que cada un de nosaltres és diferent i no podem dir el que jo faria o no faria. També em poden dir allò dels toros des de la barrera. Però jo en diverses situacions totes elles diferents, no em rendeixo. Això tampoc significa guanyar, clar.

Lluís Bosch divendres, 30 de març, 2012  

Nos hemos habituado a hablar de los fenómenos humanos a través de las cifras. Es el triunfo definitivo de la tecnocracia y la estupidez. Al final los de ciencias eran los listos, pues. Hablar del paro en cifras, por ejemplo, es una forma de sacarle el dramatismo. Caa número es un nombre, cada nombre una persona y cada persona una historia.
Imagínate como sería hablar de todo eso diciendo el nombre de cada uno, como hacen los ianquis en los aniversarios del 11-S.

Isabel Martínez Barquero divendres, 30 de març, 2012  

Me has emocionado con la manera de exponer el tema, con esa sensibilidad tuya que tanto reconozco unida a tu desagrado frente a las injusticias. Porque el paro es una tremenda injusticia que ya se ejerce sobre más de cinco millones de personas, más las que no computan por haber agotado la prestación y andan a la deriva, al margen de cualquier estadística que los compute a nivel de miembros activos de una sociedad, una sociedad por cuya avance es posible que hayan dejado horas y horas de trabajo e ilusión.
¿Qué decirte, qué decirle a Pau, al parado de la tele, a mí misma? La complejidad de sentimientos que genera estar en esa situación sólo la conoce bien quien se halla inmerso en ella. Desde luego, no suelen ser de la índole de los más animosos y se requiere un gran esfuerzo diario de la voluntad para seguir manteniendo la fe en un futuro que cada vez se presenta más incierto.
Chapeau, Ramon.

ana dissabte, 31 de març, 2012  

Muy triste lo que cuentas, es la historia de muchas personas en este país, es la España que nos hiela el corazón y las entrañas.

Un abrazo.

José Vte. dissabte, 31 de març, 2012  

Si yo hubiera leido esto hace cuatro años estaría pensando, inequivocamente, que estabas hablando de mi.
Cuando te encuentras en la calle, sin recursos, o muy limitados, y con la obligación de empezar estrictamente de cero, lo mejor que piensas de ti mismo es que no sirves para nada.

Mi caso es algo distinto, ya lo he explicado en alguna ocasion, más o menos, en mi blog, yo no me quedé en el paro por ningún despido, si no por una incapacidad laboral. Pero la situación y la sensación es la misma.
Se le da muchas vueltas a la cabeza.

Una persona necesita sentirse útil para saber que está viva, creerse necesaria, y si eso no ocurre, porque no te dejan, porque la sociedad y el entorno, te cierra puertas y puertas, sólo queda sentirte humillado y menos que cero.

No siempre es facil salir de esa situación, yo me agarré a algunas cosas y cogí autoestima, que es imprescindible, pero eso no significa que al más mínimo revés, te vuelvas a hundir, porque te encuentras de nuevo con la realidad, muchas veces esa autoestima no es más que un espejismo que uno mismo se crea, pero la realidad es la que es, y esta insiste en decirte que aunque muchos días la luz del sol inunda tu vida, cuando llueve, que suele llover y mucho, siempre te pilla sin paraguas.

Es duro, amigo Ramón, muy duro, cuando se tiene una edad y todo a tu alrededor se hunde hay pocos resquicios a los que aferrarte.

De todas maneras si los vuelves a ver, dales todo mi ánimo. Y que tengan confianza en ellos mismos, que seguro que lo valen.

Un fuerte abrazo

MariluzGH dissabte, 31 de març, 2012  

Yo llevo dos años y medio ¿qué te voy a contar?

Hay demasiados Pau en este país... y los políticos a seguir chupando de nosotros, a seguir exprimiéndonos, a robarnos hasta la dignidad

dos abrazos para ti, Ramón

Laura dissabte, 31 de març, 2012  

¡Por Pau y por los miles de Paus que hay en este país salí a manifestarme el día 29 !.

Indignante que a personas tan buenas, la crisis les esté pasando factura de ésta forma, mientras , como bien dice Montserrat, los políticos- banqueros- obtengan beneficios desde todos lados.

Un abrazo

Isabel dissabte, 31 de març, 2012  

Siento una desazón enorme cuando veo cada vez más establecimientos cerrados.

Por mucho que nos imaginemos lo que se siente, nunca es como sentirlo.

¡Qué impotencia más tremenda!

¡Y qué desverguenza!

Mª Trinidad diumenge, 01 d’abril, 2012  

Una historia triste y desoladora querido Ramón,así nos ven los políticos, como a un número jamás como seres humanos.
Lo siento de verdad por ese señor y le deseo que se reponga y haga todo lo posible en salir de esa dificultad y sacar fuerzas y de donde no las tiene, esa es mi opinión, mi hijo Ramón,Ingeniero, con idiomas, y un máster en energías alternativas aquí en nuestra querida catalunya no encontraba trabajo y estaba muy deprimido por ello, y se marchó a buscar trabajo en Berlín el año pasado y allí está, él está contento y su sueldo es tres veces más de lo que aquí se pagaría...No digo cifras, pero se añora mucho de Barcelona y la ve a través de mi blog, así están las cosas y yo como suelen hacer las madres, quitándole importancia y diciendo que en unos años esto cambiará...A peor, hoy mismo cuando ha visto el post sobre el paseo que me he dado, enseguída me ha llamado por Tf.y cuando ha acabado, yo he llorado de sentimiento y con un nudo en la garganta.
La vida es dura muchas veces y tienes que encontrar una salida porque, si no te comen estas sangüijuelas, seguro que tendrá que pagar sus impuestos ese señor, aunque le haya ido mal, a mi me pasó con una tienda que tuve hace años y casi me voy al otro barrio, y la de dinero que perdí...Pero desde alquileres declaración de la renta , módulos y todo lo demás, tuve que pagarlo, hacienda le da igual y no desgrava la inversión que hayas hecho, o si al día siguiente no tienes para comer...
Espero y deseo de todo corazón qu salga adelante y que si tiene dos manos para cocinar que siga y busque hasta el último aliento un trabajo, todo es muy duro y lo que está pasando a las personas más aún le envío un abrazo muy fuerte y todo mi ánimo.
Y a tí lo mejor un abrazo y muchas gracias por tu humanidad, se agradece.
Un beso Mari Trini.

Montse diumenge, 01 d’abril, 2012  
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Montse diumenge, 01 d’abril, 2012  

Me había olvidado, Ramón, cuando oí la noticia de la huelga de hambre en Mallorca por la enseñanza en catalán, puse en mi blog el emblema "El catalá en l'escola...", le pedí ayuda a Mari Trini porque yo no sabía hacerlo.
¡Tremendo!

Alicia María Abatilli diumenge, 01 d’abril, 2012  

Una historia en la que la derrota se hace la gran panzada. Una tristeza muy grande por Pau.
Por todos.
Las crisis no ocurren de la nada, todas tienen una causa, a buscarlas.
Gracias por compartir tu sentir.
Un abrazo

Desde mi Olimpo diumenge, 01 d’abril, 2012  

Ramon
L'altre dia vaig deixar un comentari que ha desaparegut ...
Només em queda dir que hi ha molts Paus en aquesta crisi que està arrasant.
Molts petons i el meu record.

Ciberculturalia dilluns, 02 d’abril, 2012  

Como siempre, Ramón, bordas la "narración". Y tienes razón, el paro, los desahucios, la quiebra... no son cifras, son personas. La historia de Pau es demasiado frecuente, lamentablemente. No se si los políticos que tienen tareas ejecutivas se dan cuenta, lo que sí se es que las medidas que se han ido tomando, primero con los socialistas, ahora con los populares, no resuelven el problema y el panorama es cada vez más oscuro. Qué preocupación y a veces qué ganas de olvidar, verdad?
Un abrazo

SEMA MIRANDA dilluns, 02 d’abril, 2012  

Gracias Ramón por los comentarios que haces en mi blog, juego con la ironía como bien dice mamé pero es que la realidad de hace 2012 años no está tan lejos de la realidad. Un abrazo

nocheinfinita dilluns, 02 d’abril, 2012  

Pues parece que para los políticos las cifras del paro son sólo eso, cifras, números, estadísticas; pero todos sabemos que detrás de cada número hay una persona como Pau, arruinado y sintiendose un fracasado. Seguiremos luchando para evitar esta locura.

Un beso fuerte.

Sue dilluns, 02 d’abril, 2012  

Por eso no hay que ver la tele.

La sociedad, y la tele, nos empujan a pensar que si no trabajamos no somos nada, que hemos fracasado.
Y una mierda.
Y una mieda.

Palante.

Un saludo.

Duendes dilluns, 02 d’abril, 2012  

Hola mi precioso,

te deseo una felices pascuas...
miles besitossssssssssss

Lembranza dimarts, 03 d’abril, 2012  

Cuando hablamos de 5 millones y pico de personas paradas, cada uno de nosotros conocemos, tenemos en la familia, o nosotros mismos, somos uno más de la lista. Y si no lo somos, al paso que vamos acabaremos siéndolo. No poder subsistir por ti mismo, con una edad en la que se supone que debes estar trabajando, es muy duro, durísimo, y si encima tienes hijos a los que dar de comer todos los días, machismo más. Todos los días vas en busca de trabajo y siempre es lo mismo, ya no queremos más curriculum, o ya le llamaremos..... Eso acaba con tu autoestima y a veces con tu vida.
Un abrazo

josep dijous, 05 d’abril, 2012  

Hola a todos, un amigo que ha estado en el paro durante mucho tiempo finalmente se ha decidido a montar un negocio. Despues de pasar por muchas etapas de inestabilidad ha decidido que debía montar una pequeña tienda de informática, le deseo toda la suerte del mundo. Lo comento como canto de esperanza para toda aquella gente que despues de perder toda ilusión,sacan fuerzas renovadas y vuelven a renacer cual ave fenix, aunque al ave no se le vea plenamente el plumaje por temor a los nuevos tiempos; pero ave renacida al fin y al cabo.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP