Para todos los amigos que aún no lo sepan he abandonado este blog y he abierto otro. Ahora me encuentro en Accés a Maians, lugar en el cual voy colgando las nuevas entradas y donde me gustaría encontraros a todos.

dimecres, 22 de desembre de 2010

¿DÓNDE?

He hablado recientemente de democracia en Grito de Lobos mientras parafraseaba (en el título) el verso de Gil de Biedma "De la vida me acuerdo, pero ¿dónde está?" . Os remito a mi entrada en ese blog colectivo, y os remito también a Gabilondo, y al Dúo Dinámico, y sobre todo a los comentarios de los compañeros, que siempre iluminan. Pasad y veremos si estáis o no de acuerdo conmigo.

Esta es la entrada original:

Una buena manera de mirar el mundo ahora que el año acaba (o de mirar el año ahora que el mundo acaba, que uno ya no sabe) es ver el siguiente vídeo de Iñaki Gabilondo. Lo vi por primera vez, hace ya unos meses, en el blog del amigo progresista de Madrid (el Diario) y pensé entonces que resumía perfectamente lo que llevábamos de año. La crisis, los mercados, todo eso. Pero desde entonces hasta ahora ha seguido lloviendo. Y asistimos a la concreción de nuevas medidas deliciosas. Los sesenta y siete. La ley Sinde. La pérdida de derechos. Que, aunque cueste de tragar, seguimos militarizados. Que cada día más los mercados continúan gobernándolo todo. Que continuamos avanzando por el camino del pensamiento único. Que el neoliberalismo está de moda. Que algunas izquierdas lo hicieron muy mal. Que está en peligro la libertad de expresión. Que Assange tiene un pie en Guantánamo, digo en USA. Que la misma cadena que recogió el vídeo que hoy os traigo va a desaparecer en menos de diez días para acoger algo tan delicioso como los mejores momentos de Telecinco o algo peor. Vean el vídeo pero que nadie se hunda luego.


Pero uno es optimista. A pesar de los pesares es optimista. A pesar del pesimismo terrible, uno es optimista. Convenzámonos de ello, aunque nos cueste. Porque nos engañaron. No sé en qué momento del camino, pero nos engañaron.

Queda solamente la rabia que nos hace mantener en pie: sigue habiendo gente que no se vende y juro que les admiro locamente, como la cosa rara que son. Ellos son mis líderes. Lo proclamo.

Y espero que para terminar se me permita ponerme almodovariano, que a veces sienta bien. Ya sé que poca gente traga al Dúo Dinámico, pero Pedrooooo es otra cosa. Además los himnos son necesarios porque nos dan fuerza. Aquí está. Porque vamos a resistir a pesar de todo, ¿verdad?

11 comentaris:

emejota dimecres, 22 de desembre, 2010  

Ya sabes que te suelo pillar entre "los lobos". Siento haber estado un poco, es decir, bastante, pesimista ayer. Hoy ya ves que me han mudado el ánimo. ¡Que vida esta Ramón! Un fuerte abrazo.

J. G. dimecres, 22 de desembre, 2010  

Gracias, pasé por ahí.

Ataúlfa Braun dimecres, 22 de desembre, 2010  

Qué explicita fotografía...

Jose Lorente dimecres, 22 de desembre, 2010  

En lo político soy tan pesimista que he llegado a pensar que, aunque yo resista lo que me venga encima, acabará por hundirse el suelo sobre el que me apoyo.

Pero espero que algunos seamos capaces de reinventarnos y crear un nuevo paradigma.

Salut i força, amic Ramon.

Isabel dimecres, 22 de desembre, 2010  

Si ser optimista en los asuntos políticos es creer en que la humanidad puede hacerlo mejor, estoy contigo. El problema es que no está por hacerlo mejor.
Vivimos una democracia en retroceso. La más avanzada democracia que hemos avanzado es la llamada social democracia o lo que yo entiendo como el estado de bienestar. Debió parecer a las izquierdas, abofeteadas por la crisis y otros asuntos más, haber alcanzado el punto máximo de democracia. Teniamos tanto que conseguir¡¡¡ Ahora solo rezamos porque sean capaces de mantaner el golpeado estado de bienestar.
Un saludo.

Balovega dimecres, 22 de desembre, 2010  

Buenas noches...

Que tengas a partir de ahora, los mejores momentos, las mejores fiestas, todo lo mejor te deseo junto a los tuyos...

Un abrazo

Dilaida dimecres, 22 de desembre, 2010  

Ramón ya tuve el placer de leerlo ¡estupendo!
Felices fiestas, bicos

almalaire dijous, 23 de desembre, 2010  

Leí el post esta mañana, pero a Gabilondo no he podido escucharlo hasta ahora.Yo también quiero resistir, Ramón, yo también quiero creer en la resistencia...pero cuesta...La gente acepta que le bajen el sueldo y que le aumenten la edad de jubilación, que la contraten por cuatro duros y la despidan gratis, que la escuela pública pague los platos, rotos de un sistema económico monstruoso que está acabado. No pasa nada, parece ser la consigna...muchas veces pienso que somos tan torpes y tan egoístas y tan cobardes como el fulano aquel del poema de Bretch.

Me gustó mucho el post, hasta el vídeo del dúo dinámico me gustó ;)

Besos.

Isabel dijous, 23 de desembre, 2010  

Toca ser realista, pero empujando para que el desastre no sea mayor.

Ir cada uno en una dirección no nos favorece en este momento.

Menda. dijous, 23 de desembre, 2010  

Pues echaré un vistazo....

Fackel divendres, 24 de desembre, 2010  

Hermano Ramón. Tras la desaparición del programa de Gabilondo, de San José y de Calleja, es decir de la cadena CNN+, lo único que merecía ser seguido en ese mundo de la televisión, hoy no me encuentro nada optimista. Triste, malhumorado, descompuesto. No es una bagatela que desaparezca lo único decente que quedaba. Todo el mapa de los medios tv en España se reparten entre: telebasura, telecaverna y telehueca.

Me siento frustrado. Siempre he tenido una trayectoria de búsqueda de información y opinión desde el diario Informaciones, aún viviendo el caudillo criminal. Una sensación de que hemos emeprendido en este país maldito una vuelta hacia atrás me cubre, me atenaza, me vuelve amargo. Lo siento porque tengais que aguantarme en este plan.

Estoy afectado. Por lo que he visto, por lo que veo y por lo que sospecho que llega. ¿Hay alternativas y recursos? Responde los demás.

Salud y siempre resistencia constructiva. Gracias, Ramón, por brindar tu inquieta y lúcida tribuna.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP