Para todos los amigos que aún no lo sepan he abandonado este blog y he abierto otro. Ahora me encuentro en Accés a Maians, lugar en el cual voy colgando las nuevas entradas y donde me gustaría encontraros a todos.

diumenge, 26 de desembre de 2010

BARCELÓ Y LA SOLEDAD

Una de las pocas cosas buenas que circula más o menos libremente por las españas es las exposiciones. Y no todas. Ya me gustaría poder disfrutar de muchas que nacen y mueren en la Villa y Corte (también le gustaría poderlas disfrutar a alguien que vive en Sevilla, o en Bilbao, o en A Coruña, pero ya sabemos que el centralismo es un mal que beneficia a pocos y perjudica a muchos, y lo digo desde la crítica propia, pues también es tremendamente centralista esta Barcelona respecto a otros enclaves catalanes, lo constato con pesar).
Hace muy poco estuve visitando en el CaixaForum de mi ciudad la exposición sobre ese mallorquín universal que se llama Miquel Barceló. Una exposición impresionante que llegaba procedente del CaixaForum madrileño.

Recuerdo que mi primera aproximación a la enorme plasticidad de Barceló se produjo hace la friolera de doce años, cuando el MACBA (Museu d'Art Contemporani de Barcelona) organizó una muestra. Me sorprendí con las sopas, ese raro invento que Barceló pintaba tirado por el suelo de su estudio, dándole vueltas al pincel y a las manos, girando como si removiera una sopa de colores y de sensaciones. Plazas de toros, por ejemplo, o plazas urbanas, cualquier elemento circular le era bueno para mezclar y transmitir. Lo que en pequeño hubiera resultado anecdótico en las grandes dimensiones, gigantescas casi, de algunos de sus cuadros, se convertía en verdadero estallido.

En doce años ha mejorado, pienso. Y lo más importante: ha evolucionado enormemente. Acudir a la retrospectiva del CaixaForum sirvió para darme cuenta de que ya no pinta sopas sino texturas, en una pintura que evoluciona y se redescubre casi constantemente (había cosas muy recientes, que ya anuncian otro camino). Si la primera vez, hace doce años, Barceló llamó poderosamente mi atención, ahora se ha convertido en un verdadero referente, en un pintor excelso. Su cuadros trascienden las dos dimensiones y salen literamente del marco, creando ondulaciones que sustituyen las mezclas de antes. Decía la comisaria que su gran problema es que pinta mucho: claro, las obras pierden valor ante una obra abudante. Pero yo lo celebro. Jamás podré comprarme un cuadro de Barceló, así que cuanto más pinte más posibilidades tendré de poderlo disfrutar, y más caminos habrá él ensayado.

Las fotos pertenecen a cuadros recogidos en la exposición que comento, "La solitude organisative, 1983-2009" y están tomadas de internet.

33 comentaris:

mariajesusparadela diumenge, 26 de desembre, 2010  

Efectivamente, cuanto más trabaje él, más disfrutamos nosotros.

ana diumenge, 26 de desembre, 2010  

PREMIO A LA ORIGINALIDAD, GRACIAS POR MOSTRARNOSLAS.

UN BESITO

Felipe diumenge, 26 de desembre, 2010  

Tú,al menos,resides en Barcelona pero los que residimos en pueblos de capitales pequeñas ya me dirás de centralismos.

Barceló es un inmenso artista quizás no valorado lo suficiente

Saludos

Fackel diumenge, 26 de desembre, 2010  

No puedo opinar, Ramón, de esa exposición, obviamente. Pero comparto contigo la impresión sobre el interés que tienen las grandes y pequeñas exposiciones. Por supuesto que Madrid y Barcelona, pero sobre todo Madrid, se lleven la palma a lo muy bueno, pero eso significa que montar una exposición, sobre todo si viene de fuera, es algo sumamente caro. En provincias nos tenemos que conformar con cosas no tan magnificentes, pero no necesariamente menos interesantes.

Ahora bien, recuerdo la expo que hace años hubo en Madrid del pintor Munch. Si no llego a ir a verla jamás habría visto en directo obras de este autor simbolista número uno, incluída El grito. Igual pasa con las cosas que he visto de Schiele, de impresionistas, etc.

Espero el comentario de otras cosas que veas por ahí.

Un abrazo.

Dilaida diumenge, 26 de desembre, 2010  

Dices "jamás podré comprarme un cuadro de Barceló", y yo digo "nunca digas jamás" la vida da muchas vueltas y... si te toca la lotería, una quiniela, una herencia, encuentras un maletín lleno de billetes de quinientos...; cuando se trata de comprar arte y belleza nunca hay que perder la esperanza. Yo siempre sueño que poseo un Dalí o un Rembrant, y como soñar no me cuesta nada, que me saquen lo bailado.
Bicos

Alfonso diumenge, 26 de desembre, 2010  

Qué verdad, que para gusto, los colores. No me gustan esos cuadros :(

yraya diumenge, 26 de desembre, 2010  

Tendré que acercarme, me gusta la obra de Barceló.
Saludos

Marcos diumenge, 26 de desembre, 2010  

Me alegro de que hayas podido disfrutar de una faceta tan maravillosa de las artes como es la pintura.
Saludos progresistas de Madrid.

almalaire dilluns, 27 de desembre, 2010  

A mi me gusta mucho lo que hace y como, aunque aquí si que no expondrá nunca...Que razón tienes en lo del centralismo. Besos.

María dilluns, 27 de desembre, 2010  

Son originales los cuadros.

Te deseo una feliz salida y entrada de año nuevo.

Un beso.

emejota dilluns, 27 de desembre, 2010  

Tienes mucha razón referente al centralismo inevitable en las artes, y Barcelona no se queda atrás. Es una especie de bicefalia artística.
Es muy bueno este pintor. Recuerdo haber visto alguna exposición suya por estos lares. Un fuerte abrazo. ¿Viajamos?

emejota dilluns, 27 de desembre, 2010  

http://www.elconfidencial.com/cache/2008/12/03/sociedad_23_cupula_bacelo_pedazos.html

Me olvidaba de esto.

J. G. dilluns, 27 de desembre, 2010  

Debería hacer un hueco estos días que voy a ir e intentar ver algo.

Isabel dilluns, 27 de desembre, 2010  

Os está fastidiando el centralismo, no?
Bueno, pues dejemos a Barcelo que siga inspirado y al mal tiempo buena cara.
Feliz año y que sea para mejor.

Ciberculturalia dilluns, 27 de desembre, 2010  

Por lo que parece, espléndida exposición.
Es cierto lo que dices respecto a los "diversos centralismos culturales" pero creo que algo ha cambiado ya que en muchas ciudades hay magníficas exposiciones. Quizás es cierto que las grandes están muy concentradas.
Al menos los grandes museos deberían tomarse muy en serio la realización de una versión virtual, extensa y completa, de cada una de sus exposiciones.
Para algo debe servir la tecnología, para democratizar la cultura.
Un beso festivo

RGAlmazán dilluns, 27 de desembre, 2010  

Ramón, Barceló es un genio. Tuve la ocasión de verle en Barcelona, en la Pedrera, hace dos meses, en una pequeña exposición. Tiene un presente y un futuro tremendo.
En cuando a la centralidad, llevas razón. Madrid está siempre a tope de exposiciones de primer nivel que deberían llegar a muchos otros sitios, pero ya sabes que aquí mandan los números y la concentración de poder.

Salud y República

Raticulina dilluns, 27 de desembre, 2010  

A mi me cautivó con sus acuarelas en Cuadernos de África, hace años.
Luego con sus sopas lo vi como un pequeño geniecillo.Y lo de la ONU y los 20 millones ya me descoloca, aunque no por su obra.

Curiyú dilluns, 27 de desembre, 2010  

Gracias por enseñarnos de Barceló y de tantas otras cosas. Gracias por el año de virtual amistad. En ese sentido fue un año brillante. Y te abrazo profundamente en estas fechas (que no me importan demasiado, claro, aunque si el abrazo).

Jose Vte. dilluns, 27 de desembre, 2010  

Barceló es un gran pintor, aunque no guste a todos, desgraciadamente se hizo famoso sobre todo a raiz de la obra de La Cúpula de la Sala XX de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones y el enorme coste que supuso.
Es un pintor sobre todo para determinados gustos artísticos.

Un abrazo y feliz año

Thiago dilluns, 27 de desembre, 2010  

jaj cari pero que cachondo eres, de verdad, de verdad... Como llevas la sardina a tu ascua. Claro que estas exposiciones tienen que montarse en sitios como en Madrid y Barcelona... Tú crees lógico que se pueda montar una exposiciñon así en, no sé, El Vendrell o en Cuzcurrita del Rio para que la vean 50 vecinos? jajaj. Ya sabemos que la vida cultural de Madrid no es la de Murcia y la Nueva York tampoco es la de Madrid. No tiene remedio, jaaja Pero hoy cari, yo creo que si hay algo que no existe son las distancias. Así que hablar de centralismo, ¿qué sentido tiene?


Y de todas formas, creo que si hoy se ha avanzado en algo es es eno, cualquier pueblo ha montado un teatro, una sala de exposiciones, una casa de la cultura, un centro para mayores, un polideportivo (entendiendo el deporta como algo cultural) etc, pero claro cada uno con su programación, ajaja

Barcelo? bueno, algo tendrá cuando lo bendicen aunque yo -que desde luego soy solo un aficionado- no le acabo de pillar el punto totalmente.

Bezos.

Eastriver dilluns, 27 de desembre, 2010  

Thiago, no puedo reprimir contestarte porque claro, vives en Madrid, querido, y eso no es demasiado objetivo como para hablar de centralismo... Tampoco yo que vivo en Barcelona, y ya lo he dicho en mi entrada. Me molesta el centralismo, cualquiera, y procuro reconocerlo aunque me afecte. En Catalunya hay muuuuucho centralismo, y sinceramente puedo entender que moleste a los afectados que no somos ni tú ni yo.

El ascua y la sardina, las tuyas, Thiago, porque nadie sino tú ha hablado de el Vendrell, por decir algo. Obviamente no vamos a mover la expo de Barceló por todos los pueblecitos españoles, hasta ahí llego. Pero creo que a los ciudadanos de Sevilla, de Santiago, de León, de Girona, probablemente les apetecería ver un ejemplo, si no puede ser toda. ¿Tan excéntrico te parece mi planteamiento? Y perdona que te diga, pero pregúntale a uno de Galicia si las distancias existen o no existen. O a uno de Barcelona que no pueda pagarse los casi cien euros que cuesta tomar el AVE. Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dilluns, 27 de desembre, 2010  

Las obras que muestras de Barceló son impresionantes.
Seguro que gozaste de la exposición y de la fecundidad de su mirada siempre inquieta y a la busca de nuevas sensaciones.

En cuanto al centralismo en materia cultural, creo que es un mal que se da no sólo en la pintura y exposiciones, sino en cualquier otra manifestación cultural. Las grandes urbes tienen la llave de la cultura y no sé si esto cambiará algún día. De momento, lo veo difícil.

Un fortísimo abrazo.

ARO dilluns, 27 de desembre, 2010  

Dichoso tu que vives en una ciudad "centralista" a la que llegan esas exposiciones. ¿Te imaginas lo que llega a otros sitios? Algo al menos vemos a través de los medios digitales y durante algún que otro viajillo que podamos permitirnos.

Antonio dilluns, 27 de desembre, 2010  

Gracias por el post que cuelgas, es muy interesante. No obstante tenéis en Barcelona una oferta tan impresionante, casi, como la de Madrid. Nosotros, en las provincias, andamos muy a la zaga. Es más, a veces me escapo en el AVE a Madrid para visitar alguna exposición extra en El Prado... Ahora, en febrero, volveré a Barcelona para hacer alguna visita de este tipo.

Un abrazo

Stalker dimarts, 28 de desembre, 2010  

He estado varias veces en la exposición, Ramón. Paso mucho tiempo en el Caixafórum, entre otras cosas por su excelente mediateca (una colección de música casi infinita, realmente fabulosa..., y luego las exposiciones, claro).

La exposición arqueológica de al lado también es una maravilla. Pasar de Barceló a la remota antigüedad es un viaje que te hace replantearte muchas cosas: hay muchos hilos sueltos, tramas sobre tramas, urdimbres (mundos) por destejer.

te doy la razón en que el centralismo cultural (reflejo del centralismo político) es bastante aberrante.

una abraçada

m.eugènia creus-piqué dimecres, 29 de desembre, 2010  

La pintura de Miquel Barceló me encantó desde que la conocí, todo lo que he visto de él ha sido a traves de algo o de alguien, nunca he visto una exposición suya , cosa que me encantaría, pero como tu dices o voy a Barcelona a verla o no la veré, no creo que la suban a Girona, es una pena.Petonets.

Isabel dimecres, 29 de desembre, 2010  

A mí Barceló me parece genial en sí mismo, no hay más que verlo. Es un creador, si por creador se entiende que investiga y evoluciona. Puede que no les guste a muchas personas, pero siempre les sorprenderá.

Besos y días felices.

Jose Lorente dimecres, 29 de desembre, 2010  

Mi sobrino de cuatro años, que curiosamente también se llama Ramon sin acento, fue a verla con el cole hace poco. Le pregunté qué era lo que más le había gustado y me dijo que el gorila. Entonces le pregunté por el elefante que se aguanta sobre la trompa y me dijo: "L'elefant també. A mi de Barceló es que m'agrada tot."
Un abrazo.

Anna Jorba Ricart dimecres, 29 de desembre, 2010  

Es cierto que en Barcelona, tenemos la suerte de disfrutar de muchas exposiciones...
Barceló no es por quien daria pasos...si con la exposicion de Picasso frente a Degás...

Maripaz Brugos dimecres, 29 de desembre, 2010  

Quizá yo que vivo en un pueblo, no tenga oportunidad de ver una exposición de ese calibre, tengo que conformarme precisamente, con leer tus entradas, siempre tan interesantes. Como muy bien dices, si las trajeran a León, podria acercarme con facilidad.
Muchas gracias y Feliz Año Nuevo!

Lembranza dijous, 30 de desembre, 2010  

Yo estuve en la CaixaForun de Madrid y tienes razón, es una pena que estas exposiciones no se puedan disfrutar en otras ciudades.
He de reconocer que Barcelo me sorprendió para bien, tiene cosas realmente buenas. Un abrazo

Toni Soler dijous, 30 de desembre, 2010  

Controvertido artista.

¿Sobre el centralismo?, podriamos preguntar a la propia Caixa.

Feliz año

Menda. dijous, 30 de desembre, 2010  

(Debo de ser una inculta total, pero es que amplío esas imágenes de cuadros, y ...........a mi no me dicen nada de nada. En fin, yo a lo mío que es escribir mal)

Feliz 2011 (cachis, este año no rima con nada)

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP