Para todos los amigos que aún no lo sepan he abandonado este blog y he abierto otro. Ahora me encuentro en Accés a Maians, lugar en el cual voy colgando las nuevas entradas y donde me gustaría encontraros a todos.

dissabte, 18 de setembre de 2010

IMPRESIONES Y POSTALES: VERANO 2010 (I)

Parafraseando (y modificando) el título de Federico quiero traer algunas de las postales de este verano ya ido.
La primera es, cómo no, de Atenas, ciudad de la que he hablado en dos entradas recientes (ésta y ésta). Lo que más me sorprendió es la dejadez, la miseria, la marginalidad, el abandono. ¿Nos engañaron cuando entramos en la Unión Europea y asumimos el euro? Recuerdo que nos decían que sería la panacea del bienestar y del equilibrio económico. En Atenas uno se hace cruces de que esa sea también la Europa prometida. Pero aparte de esta miseria ya dije que Atenas es una fascinante mixtura de épocas, y por tanto procura variadas sensaciones. Maravillosa la Acrópolis, el barrio de Plaka y aledaños, y el espíritu casi oriental de pequeños bazares de especias.
La segunda es del Santuario de Apolo en Delfos. ¿Sabéis que fue lo que más me sorprendió? Que Delfos esté entre montañas (el monte Parnaso, por otro lado), casi a lo alto, con unas vistas espectaculares. La magia de los siglos quedó fijada en Delfos. Me fascinó, sin discusión posible.
La tercera es del canal de Corinto, gigantesca obra humana de finales del XIX que sin embargo ha quedado pequeña y se mantiene como atracción. Es imponente. Une dos mares, el Egeo y el Jónico, y desgaja definitivamente el Peloponeso del continente. Gracias a un puente, puedes cruzarlo y aprender lo que es el vértigo.
La cuarta, Epidauro. El santuario de Epidauro no fue solamente el gran teatro que conocemos, sino un santuario dedicado al dios Eusculapio y un hospital. Puesto que para sanar el cuerpo se necesita ilusionar y emocionar, construyeron el extraordinario teatro. Fue construido hace 25 siglos y su estado de conservación es óptimo, la verdad. Me sentí muy pequeño recorriéndolo, más por las medidas del tiempo que por las medidas del espacio. Me impresionó.La quinta, las ruinas de Micenas. Queda muy poco de la gran civilización griega. Se me hace difícil este tipo de ruinas pues, en realidad queda tan poco, que uno debe imaginarlo casi todo. Pero lo que se conserva vale mucho la pena: la puerta de los leones y la tumba de Atreo, muy bien conservada. La de arriba es de la puerta de los leones.
La sexta, y última por hoy, es una postal del crucero. El primero que hacía en mi vida. Experiencia totalmente aconsejable. Lo temía pues las muchedumbres del estilo vacaciones en el mar no son mi ideal de compañía. Por eso fue sorprendente lo mucho que me gustó. Ideal para una época de stress pues se consigue una relajación absoluta. Cómodo para desplazarse: un hotel que se mueve por la noche y te deja cada día en un rincón que vale la pena verse. La anécdota: cuando hay mala mar comprendes plenamente la etimología de la palabra mareo. Pues bien, ya en tierra firme sigues sintiendo exactamente la misma sensación que cuando estabas navegando. Creí que era paranoia mía pero descubrí que le ocurría a todo el mundo. Recibe el nombre de síndrome del marinero y dura unas 24 horas.

Continuaré recordando...

37 comentaris:

Marcos dissabte, 18 de setembre, 2010  

Bonitos recuerdos, Ramon, gracias por compartirlos con nosotros. Algo así hice yo con mi estancia en Barcelona, no se si te acordaras. Lo mejor de las vacaciones es poder compartirlas con los demás, ¿no crees?
Un peto i saludos progresistas de Madrid.

Ciberculturalia dissabte, 18 de setembre, 2010  

Estupendos recuerdos que aún se hacen mejores cuando se comparten, verdad?
La magia del viaje es esa que su recuerdo perdura: cada vez que hablamos de ello, que lo compartimos con otros, que escribimo sobre nuestras impresiones.
Tan importante es el viaje en sí mismo como los preparativos y los recuerdos posteriores. Sí. A mí también me encanta.
Me ha gustado mucho tu entrada.

Un beso

Jose Vte. dissabte, 18 de setembre, 2010  

Vaya postales y vaya viaje, es una pena lo de la primera postal, pero bien compensado por el resto, ¡tanta historia, tanta cultura!, es lo que debe de quedar, y los políticos y gobernantes darse cuenta que algo que fue tan grande y con tanta influencia universal debe de volver a ser capaz de resurgir de sus cenizas.
Impresionante la foto del canal.

Saludos

RGAlmazán dissabte, 18 de setembre, 2010  

Un espléndido viaje. Me alegro de que lo disfrutaras, a pesar del mareo sin duda pasajero.

Salud y República

mariajesusparadela dissabte, 18 de setembre, 2010  

Tienes que leer Asterix y Obelix: entonces comprenderás que Delfos tiene que tener hermosas vistas. La única forma de predecir es tener visión panorámica, ver mucho más allá que los demás (por eso el druida galo se llama Panoramix). ¿Dónde, pues ha de situarse un oráculo?.
Hermosas fotos. Gracias por compartirlas.

Montserrat Sala dissabte, 18 de setembre, 2010  

Hola Ramón. Ja ens en havíes fet cinq centims d'aquest viatge per Grecia. Però el que m'ha llamat la atenció es que hi hagis anat en creuer. Sempre he sentit a dir que aquells que volen coneixer una mica els paíssos no ho facin viatjant amb cruer, perque tens poques hores, per visitar. Mirat d'aquesta manera, tenen raò, pero jo també gaudeixo molt anant de país a paìs, comodament i sobretot despertar-te al matí i sortir al balcó, per veure un port nou y una ciutat nova.
ja que has anat per aquelles terres, que no has vist Santorini?
El meu marit y jó el dia 8 de novembre, n'enprenem, un de nou, el sisé. Però encara queden dies, i tenim molte s cosees per dir .....
Petons.

NINA dissabte, 18 de setembre, 2010  

Qué ilusión me hace un vijae como ese.
Lástima que no tengo con quien ni los duros necesarios..

Camino a Gaia dissabte, 18 de setembre, 2010  

Está bien esto de compartir las vacaciones, consigues trasladarnos en el tiempo y en la historia. Quizá se me ocurra plantear una reflexión sobre el ocaso de las grandes culturas y de los grandes imperios.

Laura dissabte, 18 de setembre, 2010  

He recordado contigo un viaje que hice a Grecia, no por barco.
Debe ser muy agradable sentirse como Ulises surcando el Mediterráneo. Las fotos preciosas y las explicaciones mas.
Mira que eran listos los griegos, mientras representaban una obra teatral, operaban y hacían curas, es decir inventaron la sofronización y la visualización dirigida.
Gracias por estar ahí, tu sabes donde. Besos

Eastriver dissabte, 18 de setembre, 2010  

Marcos, me acuerdo de tu entrada. Y creo que incluso me inspiraste un poco. A uno le apetece hablar de lo que ha visto y le ha llenado el alma. ¿Cómo hacerlo? Pues escoger unas instantáneas y decir qué te han sugerido. Un abrazo.

Ciberculturalia, me encanta viajar por el planeo previo y el recuerdo posterior. Saboreo los viajes, de una forma casi física, imagino que a ti te ocurre otro tanto. Me fascinan los paisajes naturales y humanos, pues aprendo de ellos. Un abrazo.

Jose, en cierta medida pensé lo mismo, algo relativo al ocaso de las civilizaciones. El ser humano es capaz de lo más maravilloso y de lo más terrible. Ojalá Grecia se recupere pronto. Un abrazo.

Rafa, gracias a ti también. Un abrazo.

Eastriver dissabte, 18 de setembre, 2010  

María Jesús, es imperdonable pero jamás leí a Asterix y Obelix, y eso que estoy seguro que me hubieran encantado, pues toda la gente que los leyó y le gustaron era gente que luego se ha sentido atraída por la lectura, por la historia y por el arte. Yo leía Tintín, que me gustaba mucho, supongo que porque no sabía leer el mensaje facha que tenían aquellos cómics. Podría haber disfrutado con Astérix. Ya ves, no haberlos leído ha hecho que haya tardado cuarenta años en saber algo que podría haberlo sabido con quince. Un abrazo.

Montserrat, jo vaig anar a Grecia perque volia coneixer Atenes i les illes. I saps que passava? Que era molt complicat organitzar un tour, agafar bitllets de ferrys, hotels a Atenes i a varies illes... era molt complicat. Llavors a l'agència ens van parlar del creuer. El vam agafar perquè era molt comode: era una mena d'hotel que es movia. No voliem pas fer un creuer, no ens feia ilusió, va ser una cosa de comoditat. I mira: ens ha encantat! Ara bé, és cert que hi ha illes que i estas poc, ens hagués agradat molt poder estar més a Santorini, per exemple. Però bé, la perfecció no existeix i és cómode i agradable. Ah, sí, vam anar a les illes... en parlaré en una altra entrada, a la segona part. I Santorini va ser la que ens va fascinar més. Petons.

Eastriver dissabte, 18 de setembre, 2010  

Nina, ahorra y lárgate un tiempo, cuando puedas. Yo ahorré bastante para poder hacerlo, porque tenía otros gastos. Pero vale la pena. Un abrazo.

Camino, como he dicho más arriba, una meditación sobre el ocaso de las civilizaciones resultaría interesantísima. Surge de forma casi espontánea en Atenas. Un abrazo.

Laura, en primer lugar, cuánto me alegro de volver a leerte y de que estés de vuelta. Sabía que estabas bien, por eso no me preocupé... hice mis gestiones para asegurarme. Y por otro lado, en este viaje la cultura me ha intoxicado. Surcando el mar pensaba en Ulises, buscaba Troya cuando bordeaba Turquía, me sentía como el pirata de Espronceda, Asia a un lado, al otro Europa y allá en su frente Estambul... Es inevitable que la cultura, que nos ha socorrido en tantas ocasiones, nos asalte también cuando somos felices. Un abrazo.

Anna Jorba Ricart dissabte, 18 de setembre, 2010  

Gracias por compartir esta cara más amable de tu viaje a Grecia...además instructiva.

Dilaida diumenge, 19 de setembre, 2010  

Vine hace dos o tres horas, pero estaba tan liada que no recuerdo si deje comentario, bueno si lo hice, ahora serán dos.
Gracias por hacernos partícipes de tus vacaciones, has estado en unos lugares maravillosos y muy queridos para mi.
Sobre las preguntas que me haces en mi entrada.
-Isadora fue para la finca, allí los gatos andan a su aire, vienen a comer y a domir, pero después ellos hacen su propia vida, porque las vallas de una finca no son ningún obstáculo para un gato. Normalmente no salen, a Isadora no la veía los primeros días, porque para ella era todo extraño y se escondía entre las patatas o subida en los árboles.
Bicos

Eastriver diumenge, 19 de setembre, 2010  

Anna, un abrazo grande. Bueno, instructiva no sé, tampoco lo pretendía exactamente. Era más bien la voluntad de compartir impresiones, que eso siempre es subjetivo.

Dilaida, es que me enamoré de Isadora, la furtiva que se esconde entre las patatas o subida a los árboles. Espero que puedas disfrutarla mucho tiempo, y que ella también disfrute. Un abrazo.

emejota diumenge, 19 de setembre, 2010  

Maravillosas postales. Dice bien M.Jesús con respecto al oráculo de Delfos, "para verlas venir hay que encontrarse algún escalón por encima". ¿Sabias que crucé dos veces el Atlántico, en barco claro? A los 16 y a los 17. Petons.

Hada Isol ♥ diumenge, 19 de setembre, 2010  

Que hermosas fotos y recuerdos de lugares para mi totalmente desconocidos.
Dejas el verano atrás amigo mio,y empieza por allá mi estación más amada que es el otoño,te deseo un otoño inolvidable por lo magnifico,un abrazo!

Eastriver diumenge, 19 de setembre, 2010  

MJ, ¿en barco? ¿el Atlántico en barco? Esto son semanas, creo...

Hada, me encanta el otoño y el invierno, el verano solamente me gusta porque el día es largo y porque tengo vacaciones. Las vacaciones lo compensan todo. El verano no es mi estación favorita pero al final, por lo de las vacaciones, acaba siendo la estación en la que sitúo más recuerdos bonitos.

Montserrat Sala diumenge, 19 de setembre, 2010  

A mi me pasa lo mismo Ramón. Me gusta más la primavera i el otonño pero los recuerdo de las vacaciones pasadas con toda la mi família, son los mas gratos momentos de mi vida.
Por cierto el Atlásntico se atraviesa con dias de navegación.
Saludos!

AROBOS diumenge, 19 de setembre, 2010  

Preciosa entrada, explicativa y orientativa con respecto a lo del crucero, pues nunca lo he hecho y tengo mis dudas por aquello del mareo.

El comentario que haces sobre la situación difícil que atraviesa Grecia y las entradas que anteriormente ya hiciste sobre el mismo tema, me llenan también de sorpresa y de pesimismo, pues la Europa Prometida que se nos dibujaba hace unos años, parece estar sometida a los vaivenes de los grandes intereses económicos.

m.eugènia creus-piqué diumenge, 19 de setembre, 2010  

Preciosa Grecia y enamorada de ella aunque con los contrastes que nombras, me encantó y disfruté muchísimo, no he hecho ningunn crucero, por una parte me gustaría aunque temo que kme entrara un poco de mareo.Un petó ben fort.

Txema diumenge, 19 de setembre, 2010  

Muy bien Ramón. Has unido ocio y cultura, algo que me parece esencial para, como decía el inolvidable Saramago, ser viajero y no turista.

un saludo

Eastriver diumenge, 19 de setembre, 2010  

Montserrat, suposo que creuar l'Atlàntic em costaria més, doncs és molts dies sense veure terra. Una cosa bona que té Grècia es que cada dia veus petites illes...

Aro, lo de la Europa prometida y el contraste con Grecia es inevitable planteárselo. ¿Nos engañaron? ¿Cómo puede ser que Estambul esté mejor que Atenas? En fin...

Geni, anímate y haz un crucero... pero en verano y en aguas tranquilas. Vale la pena, ni lo dudes. Un beso.

Txema, siempre evito ser un turista pero la frontera entre turista y viajero es sutil. ¿Cómo sabemos qué son los guiris con los que diariamente nos encontramos por las calles? Los turistas sin otra inquietud que la cerveza y el sol se notan enseguida. Pero el resto, al resto ahora los ves entrar en un museo y piensas que son viajantes. Luego entran en el corte ingles a comprar recuerdos tontos, y tienes claro que son turistas. Además, ni siquiera los que van a los museos puedes tener la certeza de que sean viajantes, pues la gente es muy borreguil, y si toca museo van a museo, aunque luego no vuelvan en todo el año. Interesante tema para una entrada. Me lo apunto. Un abrazo.

emejota diumenge, 19 de setembre, 2010  

En 1965-66 fueron 22 días en un barco de la 2ª Guerra Mundial, 11 de ida y 11 de vuelta, y a punto de ser jubilado, con 300 y pico becarios y estudiantes europeos rumbo a USA y de vuelta al año siguiente. Nosotros "lo hundimos". Ya te digo, que año, creo que lo dejé escrito por ahí, pero no te puedo decir por donde, quizás por la pestaña de Viajes. Petons.

Thornton diumenge, 19 de setembre, 2010  

Eres un privilegiado. Yo ya no tendré jamás vacaciones.

Un abrazo.

Eastriver diumenge, 19 de setembre, 2010  

Emejota, miraré tu bitácora de rutas, pero de momento me ha resultado muy divertido imaginarte en un barco de guerra, once días en alta mar. Es de esas cosas que resultan increíbles. Un beso.

Thornton, ¿por qué no tendrás más vacaciones? Espero que sea porque vives ya en vacaciones perpetuas. Si es así disfrútalas. Un abrazo

Alfonso diumenge, 19 de setembre, 2010  

Bonito relato de viajes, sobre una cultura que me gusta la griega.
Por lo demás, me he montado tres veces en barco. Una , la última con temporal de poniente. Y ni muerto pongo más un pie en algo que flote. Ni que vuele. He dicho :)

almalaire diumenge, 19 de setembre, 2010  

Hazle caso a mariajesús. Axterix es lo más grande ;)

Preciosas postales. Gracias por compartirlas. Un abrazo.

Isabel dilluns, 20 de setembre, 2010  

Qué hermoso, yo nunca he hecho un crucero, pero siempre imagino la impresión que será entrar a esas tierras por mar.
Qué cierto que "para sanar el cuerpo se necesita ilusionar y emocionar"

MAMÉ VALDÉS dilluns, 20 de setembre, 2010  

"Un amigo" me dijo que no fuera a Grecia, que estaba todo caido y era una ruina porque todo estaba muy viejo je je je, que buenas fotos que y que buen viaje, y nosotros sin salir de casa y gratis, como siempre digo cuando alguién cuenta sus vacaciones, un saludo.

NINA dilluns, 20 de setembre, 2010  

jijijiiji...
te imaginas?
Le digo a mi marido y a mis niños que me miran con ojos de carnero degollado: "me voy una temporada a pasear en un crucero por las islas griegas"...
jajajajajaaaa!!!
Si me imagino sus caras!
Y como está el euro de caro, necesitaría muchiiiiiisimo tiempo para ahorrar algo prudente.

Curiyú dilluns, 20 de setembre, 2010  

Alucinante. No hace falta decirlo. Las imágenes nos transportaron, a tu descanso y a tiempos increíbles.
El Santuario de Apolo!!!

Edmundo dilluns, 20 de setembre, 2010  

Precioso. Es como viajar.

nocheinfinita dilluns, 20 de setembre, 2010  

Yo tampoco nunca he realizado un crucero, por eso de momento me quedo con los relatos del tuyo. Preciosas fotos.

Un beso

noche

Miguel Baquero dilluns, 20 de setembre, 2010  

Ha de ser impresionante, sobre todo pasear por ese teatro e imaginártelo lleno, o cruzar por la puerta de los Leones e imaginarte la llegada de Teseo paramatar al minotauro

Maripaz Brugos dimarts, 21 de setembre, 2010  

Menuda viaje que has hecho!
Muchas gracias por compartir tus fotografias y hacenos viajar desde tu rincón...incluso siento el mareo en alta mar.

Isabel Martínez Barquero dimecres, 22 de setembre, 2010  

Ay, Ramón, qué paseo más evocador y qué de recuerdos. Excepto el del crucero, todos los demás los compartimos.
También me impresionó Delfos. El Parnaso vigilante y la extensión de montes plagados de olivos a sus pies. ¿Te mojaste con el agua de la fuente de Castalia? Si así fue, dice la tradición que tendrás juventud eterna.
Sabes que disfruto rememorando Grecia.
Un petó ben fort, querido amigo.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP