Para todos los amigos que aún no lo sepan he abandonado este blog y he abierto otro. Ahora me encuentro en Accés a Maians, lugar en el cual voy colgando las nuevas entradas y donde me gustaría encontraros a todos.

diumenge, 27 de juny de 2010

LA VERDAD DE LAS COLUMNAS

El día que traigo grafiti, traigo un grafiti. Pero hoy pongo cuatro. Porque son cuatro grafitis temáticos y porque desde que me estoy haciendo de derechas las verdades me asaltan desde las columnas.

Lo de las columnas me llevó a una hermenéutica muy inspirada. Puesto que la misión de toda columna es sustentar el edificio, la metáfora está cantada. Necesitamos sustentarlo todo, con columnas recias, con mensajes rotundos en ellas. Ese es el camino. Lo mismo que San Pablo también yo me metamorfoseé cuando me caí del caballo de la progresía y me encontré con cuatro columnas diciendo verdades como puños.
Hombre, mi tesis tiene fallos, la verdad. La primera que las columnas estén pintadas de rojo. Les daría ya mismo una capa de pintura. Pero borraría los grafitis y me niego. Y la segunda son las faltas de ortografía. Para que no se me llame clasista, voy a callarme. Que las derechas aceptamos de buen grado cualquier grito anti Zapatero, venga de donde venga.
Me puse a interpretar y se me ocurrió otra cosa. Las cuatro columnas me llevaron a pensar en las cuatro columnas de la guerra (cosa de las izquierdas, que con tanta memoria nos llevan al guerracivilismo). Falta una, claro. La quinta columna. La que permaneció dentro de Madrid para facilitarle el trabajo al Dictador. Éste, en pago, no bombardeó el barrio de Salamanca. Me erijo en quintacolumnista por si el día de mañana hay otra fiesta, que al menos se respete el Guinardó.

25 comentaris:

almalaire dilluns, 28 de juny, 2010  

Dios, menos mal que nos queda el humor...o será que no me importa pasar calamidades...

Isabel Martínez dilluns, 28 de juny, 2010  

Humor negro el tuyo en esta entrada, querido Ramon.
En fin... Por regla general, que admite excepciones, no me gustan los grafitis, y menos los que contienen faltas de ortografía o de lucidez.
Petons.

RGAlmazán dilluns, 28 de juny, 2010  

Y es que no hay nada como caerse del caballo para encontrar "la Verdad". Yo a lo más que he llegado es a caerme de un burro y así me va.
Oiga y no sea usted purista, que lo de las faltas de ortografía no es tan grave que ya sabemos que los de derechas han ido a colegios de pago.

Salud y República

mariajesusparadela dilluns, 28 de juny, 2010  

Todo Europa es de derechas ( decían que menos España), que limpien las columnas antes de salir
hacia Alemania, por ejemplo (que es la que dicen que va bien)

Ataúlfa Braun dilluns, 28 de juny, 2010  

Qué interesante Ramón, ¿así que te estás volviendo neocón? Bueno, pues de paso les das unas clases a "estos" de cómo se escribe, porque entre la falta de fondo y la de estética, estamos bien apañaos.
Salud!

MAMÉ VALDÉS dilluns, 28 de juny, 2010  

Como cambian los tiempos, grafitis no, son pintadas, ¿Quién son ahora los revolucionarios?

El Pobrecito Hablador del Siglo XXI dilluns, 28 de juny, 2010  

¡Qué bueno, farero!
Confiesa: te gastaste una pasta en rotulador y papel, ¡eh!. Lo entiendo. Todo sea por el blog ;) y por Espppáñña!
¡Salud!

emejota dilluns, 28 de juny, 2010  

Me encanta tu ironía. Es la mejor forma de permanecer mentalmente sano, vivir en estado de hilaridad inteligente. Un abrazo.

Eastriver dilluns, 28 de juny, 2010  

Almalaire, será eso, que no nos importa pasar calamidades, pero eso sí, con muchísimo sentido del humor.

Isabel, a mí sí me gustan los grafitis. Ocurre lo que siempre: con unos estoy de acuerdo y con otros no. Pero responden a un sentimiento popular muy arraigado. Y luego siempre me acuerdo de los grafiti pompeiani... Un beso.

Rafa, así estamos, a lomos de los burros. Y si nos caemos nos volvemos a subir. Espantoso.

María Jesús, estas columnas están casualmente en una estación de autocares donde imagino que llega algún alemán. Si sabe un poco de español pensará que le han enseñado mal... Un beso.

Ataúlfa, lo que más me llamó la atención es observar que la gente humilde se sube al carro de quienes les explotan. Qué espanto y que tontos nos quieren.

Mamé, esa distinción entre grafiti y pintada me la quedo. Genial. Son pintadas.

MJ, me pillaste. Lo hice yo. No me dirás que no tengo gracia...

Emejota, la ironía nos salva, lo tengo claro. Como mínimo te desahogas y evitas una úlcera. Un beso.

Jose Lorente dilluns, 28 de juny, 2010  

Esto parece Sant Andreu - Arenal. Pasaré esta tarde a corregir las faltas de ortografía.
Un abrazo.

AROBOS dilluns, 28 de juny, 2010  

Pues yo en la quinta columna escribiría otro grafiti que dijera: "Al que ha escrito los otros cuatro grafitis le caben todas las columnas por el culo."

Eastriver dilluns, 28 de juny, 2010  

Jose, es Fabra i Puig, al lado de Sant Andreu Arenal, es verdad. Pero no "vallas" a corregir faltas que yo no sé dónde puedes ver. Piensa que quedaría "enpobrecido". O será que no me "inporta".

Aro, sabía de tu contundencia pero es nueva tu visceralidad. La celebro mucho, que ya está bien.

nocheinfinita dilluns, 28 de juny, 2010  

Me gusta el color de las columnas, jjajja.

Y lo que han escrito en la segunda, pues que tienen razón, todos los izquierdistas son puritita chusma, juassssss.

Lo tomaremos con humor Eastriver, no nos queda otra.

Gracias

Un abrazo

noche

Eastriver dilluns, 28 de juny, 2010  

Noche, me gusta que también tú tengas sentido del humor para interpretar las cosas. Sin sentido del humor se ahoga uno. Pero a veces la rabia se debe expresar a lo vivo... quiero decir, tampoco creo en el distanciamiento por el distanciamientos. A veces hay que salir a la calle y ponerse serio.

Alfonso dilluns, 28 de juny, 2010  

Yo es que de los grafitis... si es arte mira, lo consiento, pero las fotos que has puesto, es muy parecido a lo que hacen por aquí de vez en cuando, y lo único que hacen es ensuciar la ciudad. Buenas multas le metía yo. Aparte de que lo limpiaran, claro.

Fackel dilluns, 28 de juny, 2010  

Ranón. Yo no le daría mayor importancia. Te voy a contar una anécdota curiosa. Unos días después del atentado del 11M estuve en Madrid y me acerqué a la estación de Atocha. Las paredes, las columnas, el suelo estaban repletas de grafitis, carteles, notas manuales en papelitos, cualquier recurso de soporte para expresar una opinión. ¿Sabes qué es lo que más me llamó la atención? Que aunque el atentado había sido cosa de unos fundamentalistas en nombre de Alá, y aunque había algunos escritos de protesta contra estos, MAYORITARIAMENTE la queja iba dirigida contra el mentiroso, incapaz e ignominioso gobierno de aquel momento. ¿Sabes cuál era, no?
No exagero, pero la gente normal sabe interpretar muy bien en circunstancias difíciles dónde residen las responsabilidades. Me quedé boquiabierto. Desde entonces la pandilla de Aznar quedó desacreditada ad infinitum.

Un fuerte abrazo y pasa de las cosas menudas, que las hay más decisivas.

Camino dimarts, 29 de juny, 2010  

Mucha televisión, y al final siempre hay quien se cree lo que ve. Infravaloramos la ignorancia política de este país.
Un saludo

Pulgarcito soñador dimarts, 29 de juny, 2010  

Ja ja ja... y lo mejor es tomárselo con una sonrisa...aunque se sabe que estas cosas, son el "huevo" del odio. Un abrazo.

Carlos dimarts, 29 de juny, 2010  

Me gustan los grafiti ingeniosos aunque afeen las paredes y también los buenos dibujos que embellecen otras. No tolero mucho los garabatos o los escritos tan poco defendibles que parecen salidos de una columna de opinión de ciertos periódicos o radios. Pero por encima de todo me encanta tu ironía bien escrita. Un abrazo.

Eastriver dimarts, 29 de juny, 2010  

Alfonso, a mí me pasa un poco como a ti, que a veces pienso que no hay derecho que luego tengan que limpiar las paredes con dinero público. Pero a veces pienso que el grafitti es expresión tan espontánea que habla con nitidez de lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros. Un abrazo.

Fackel, citas aquellos días tristes y emblemáticos. Es verdad, la gente sabe manejarse bien en el terreno de los mensajes encontrados. La gente es lista y generalmente interpreta bien. Pero de todo ha de haber en el mundo...

Camino, seguramente un sector de la sociedad es como dices. Pero quiero pensar que es un sector pequeño o poco importante.

Pulgarcito, es verdad que se necesita mucho odio para escribir semejantes mensajes. Me alegro que te apuntes al camino de las sonrisas...

Carlos, yo también diferencio el grafiti que destila odio del grafiti ingenioso. Y la ironía más. Se hace lo que se puede... Un abrazo.

Montserrat Sala dimarts, 29 de juny, 2010  

HOLA RAMÓN: A mí m'agraden el grafitis en parets o llocs visibles, però nó si són damunt de unes parets acabades de restaurar. Dels lletreros protesta, diría el mateix.
Avui he visitat a la A.J. Ricart. Ha estat molt contenta.

Maripaz Brugos dimarts, 29 de juny, 2010  

Muy buena entrada Ramón, con una ironia fina que le da una agudeza especial.

Respecto a los grafitis o pintadas,tienen algo de sabiduria popular que me hacen sonreir la mayoria de las veces.

Isabel Romana dimarts, 29 de juny, 2010  

Hasta en los graffitti parece que nos va fallando la imaginación, a este paso terminaremos con encefalograma plano (¿o lo tenemos ya?). Besitos sonrientes.

Antonio dimarts, 29 de juny, 2010  

A mí si me gustan los drafitis, por su sentido del humor, la inventiva, la iel ingenio y socarronería que suelen tener. En los ases de la facultad había algunos muy buenos, como por ejemplo: "La sabiduría me persigue, pero yo soy más rápido".
O este otro en el que se respondían unos a otros:
"Arriba España.
Y abajo Afríca.
Geográficamente.
Obviamente."

La gente tiene que expresarse y eso es bueno, lo que no es tanto es dónde escriben...
Un saludo

emeygriega dimecres, 30 de juny, 2010  

Interesantes las columnas y la quinta que descifras...
¿A qué le llamáis los gatos, East? No comprendí la que dice "no más gatos en España".

Un abrazo.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP