Para todos los amigos que aún no lo sepan he abandonado este blog y he abierto otro. Ahora me encuentro en Accés a Maians, lugar en el cual voy colgando las nuevas entradas y donde me gustaría encontraros a todos.

dissabte, 10 de setembre de 2011

KAN TITELLA

Fui un defensor del fenómeno okupa. Tenía entonces quince años, dieciséis, veinte o más incluso. En aquellos años se hablaba ya de especulación y muchos jóvenes, en rebeldía un poco absurda si se quiere, (¿qué rebeldía juvenil no ha tenido siempre ese punto absurdo que ha conseguido a veces mover montañas?) estaban llamando la atención sobre una circunstancia deplorable. El tiempo ha dado la razón a esos sentimientos; no digo a las personas que, como siempre, de todo hay. Se mire por donde se mire el precio de la vivienda sólo se puede entender desde la óptica del gigantesco absurdo humano. Que el metro cuadrado valga lo que vale significa que las administraciones han permitido abusos incontables. Significa que el dinero ha dejado de ser un bien para el intercambio y se ha convertido en un bien en sí mismo. A partir de ahí cualquier cosa es posible.

Y como todo esto se veía venir, nosotros, los de mi generación, observábamos con enorme simpatía el movimiento okupa. ¿Que eran unos borrachuzos? ¿Que fumaban porros? Probablemente, pero ¿qué joven de mi generación no cantó aquello de que Litros de alcohol corren por mis venas mientras se fumaba un porro, sin necesidad de ser okupa? Más peliagudo se puso el asunto cuando se comenzó a decir que no era oro todo lo que relucía y que los okupas eran unos insolidarios y agresivos, en ocasiones, con el vecindario. Siempre quedaba el consuelo de que no todos los vecinos se quejaban, de que había muchos que aseguraban que los okupas de su barrio arreglaban una casita que se estaba cayendo y programaban en ella actividades culturales. Pero los okupas tenían muchos enemigos, y recuerdo cierto día en que una señora aseguró que los okupas de su barriada eran unos pijos redomados que lo único que deseaban era aventura y que iban a ducharse a casa de los padres y a comer pollo a l'ast los domingos.

Como siempre cuando se relatan circunstancias humanas supongo que todos tenían razón porque de todo había en la viña del Señor. Pero una cosa no quitaba la otra. Que la especulación era asquerosa, básicamente, y que por eso nos gustaban.

Recuerdo todavía las noches que pasé en Kan Titella, en Gracia, un local okupado que los jóvenes convirtieron en bar ilegal para ganarse unas perras. En ningún otro sitio las cervezas costaban más baratas. Y además, te decías, les estabas ayudando. Que contribuyeras a que el pobre señor del bar del lado, el que justamente pagaba sus impuestos, tuviera que cerrar por competencia ilegal ni siquiera te lo planteabas. Cuando años después lo supimos, o caímos en la cuenta, comprendimos que la contradicción forma parte de toda actividad humana y que asumirla, eso tan difícil, es lo que se conoce con la castiza expresión de ponerse el mundo por montera.

Poco después de mis noches en Kan Titella (noches oscuras, sucias y siempre con el latente e ingenuo temor a que en cualquier momento entrara la poli, montara una redada y nos llevara a todos al cuartelillo) ocurrió el episodio del cine Princesa, en Via Laietana, del que se habló mucho (ved lo que contaba La Vanguardia). Se convirtió en paradigma: el cine estaba cerrado desde hacía muchos años, el propietario lo mantenía sin actividad por una mera cuestión especulativa. ¿Cómo no ponerse del lado de los okupas? Y si en casa te cuestionaban, siempre podías decir que un okupa verdadero okupaba solamente o locales y casas sin dueño o locales y edificios cerrados con clara finalidad especulativa. Quienes entraban en las segundas residencias para quedarse no eran okupas, eran vulgares chorizos, porque no tenían trasfondo ideológico. Ahí radicaba la diferencia que no todos querían ver.

Supongo que hoy por hoy, aunque suene un poco ingenuo, sigo pensando lo mismo.

(Y hablando del tema de la vivienda añado unas fotos del proyecto de casa más estrecha. Fíjese en el angosto espacio entre los dos edificios y el proyecto elaborado para aprovecharlo. Se construirá próximamente, parece ser, en Polonia.



Feliz semana a todos, sin estrecheces a poder ser.)

24 comentaris:

Montserrat Sala dissabte, 10 de setembre, 2011  

bon dia Ramón: De Kan Titella, no n'he sentit a parlar mai, peró si del moviment Okupa.
Jo no en tinc rés a dir, peró aquells joves, melenuts amb cadenes quasi bé tots, amb profusió de tatoos, o pircings, ne em van resultar mai gaire simpàtics: Asseguts pel terra sempre, amb al cervesa a la má o fumant-se un porro. van donar una molt mala imatge.
Amb al cantitat de suports que els hi va sortir, de cuidar mes les formes, potser, hi haurien guanyat molt, perque als barris s'els volia. peró van acabar perdent la confiança de tots, perqué, allà hi va entrar, tota
la gent mes depravada, i cáu de delinquents. Resumint, estaba molt d'acord amb la idea, peró no com la van portar a terme.
Una abraçada Amic

mariajesusparadela dissabte, 10 de setembre, 2011  

A lo mejor, si hubieran tenido en cuenta ese espacio hubieran mejorado en ambas edificaciones de los lados, con unos ascensores comunes; baños especiales; halls para fumadores; armarios empotrados o mil sosas más, sin empotrar personas.
Pero yo sigo pensando que lo mejor es VOLVER AL PUEBLO.

ARO dissabte, 10 de setembre, 2011  

Yo creo que esa casa estrecha, que parece un arañazo entre dos edificios, es una casa anti-okupas, porque a nadie se le ocurriría vivir con tales estrecheces.

Pilar dissabte, 10 de setembre, 2011  

Nunca terminé de entender a los okupas, seguramente porque lo de la higiene diaria me preocupa en exceso (admito la pijería que me posee, de vez en cuando), entre otras cosas por mi manía de tratar de ver el conjunto de la situación, en este caso los vecinos, los comerciantes o pequeños empresarios a los que la okupación hacía la supervivencia más dificil, pero reconozco que esa pizaca de ilusión e idealismo es muy conquistadora.

Un cordial y amplio saludo, que las estrechuras me agobian un poco.

Anna Jorba Ricart dissabte, 10 de setembre, 2011  

No sabria que decirte del movimieno Okupa, sin adentrarme en su filosofia, que con tus explicaciones entiendo algo más, nunca han sido de mi agrado, me he quedado siempre en la superficie, con la idea de que invadir una propiedad que no es de uno no es licito...pero cuando los he visto por el barrio la verdad es que me han sido indiferentes,llaman la atención por su vestimenta,los he visto en la entrada de los supermercados esperando rastrear lo que tiran para alimentarse,acompañados casi siempre de perros sueltos,fumar y beber, pero no me han molestado... los he visto como una "tribu urbana"más...

pero...¡que recuerdos me traen las rebeldias!...aquellas que realicé siendo mayor y que me hubiera gustado hacer siendo más joven...

Todos partimos del mismo punto y rebelarnos es lo que tenemos en común.
Tanta estrechez(de miras)...me da pena.
Molts petons,Ramón.

yraya dissabte, 10 de setembre, 2011  

El moviento okupa tal como lo planteas y es que yo conozco me parece muy bien, excepto algunas "tribus" que estuvierón por ahí pululando con ellos, de esos había poco bueno.
Saludos

genetticca dissabte, 10 de setembre, 2011  

Lo que la gente no acaba de entender es que en definitiva todos somos OKUPAS y oKupamos un espacio determinado en el que desarrollamos nuestras actividades, exhibimos nuestros disfraces,seguimos las modas establecidas,usamos los productos aconsejados y vivimos acatando las órdenes de los que okupan nuestros cerebros para masificarnos.

El que Okupa un edificio deshabitado y lo convierte en comuna, está haciendo lo que nuestros antepasados cavernícolas hacían. El Okupa ,que no okupa ningun escalafón en lo social y es marginado por sus modales e indumentarias,observa al observador con las mismas características.
Para el okupa, son los Okupantes tradicionales los que van disfrazados de modas y voluntades ajenas y los que tienen modales reprimidos y poco sociales ,además de marginales.
Este mundo se compone de dos mitades, además de porciones reducidas de privilegiados.
Medio mundo se rie del otro medio y encuentran dispares los movimientos de rotación de la tierra, que cambia constantemente las dos mitades.

En fin, que a mi lo que me priva es la libertad de expresión, de movimiento, de acción personal y encuentro poco humano cualquier conjetura sobre la manera de ser,de vivir o de actuar de aquel que no piensa y actua como a nosotros nos gustaría.

En cuanto a la estrechez de los edificios, tiene mucho en comun con la estrechez de miras.



Gracias por visitart mi blog.
aqui tienes una nueva amiga

Laura diumenge, 11 de setembre, 2011  

Genetticca lo ha expresado muy bien.
En mi época en Malasaña, se ocupaban casas y pisos mancomunados por hippies, donde entrábamos y salíamos para hacer bolsos, zapatillas de cuero y venderlos en el rastro, se leían libros prohibidos en aquellas épocas, no solo políticos también de contenido sexual, de drogas, se planificaban los "saltos" para tirar panfletos contra el sistema. Nada nuevo bajo el sol.

La libertad es para la juventud, lo que el agua para los peces. Hay personas peces toda su vida, a mí me encanta el agua.

Abrazos miles.

◊ Dissortat ◊ diumenge, 11 de setembre, 2011  

¿Y si la segunda vivienda (o tercera) era la de uno?

genetticca diumenge, 11 de setembre, 2011  

Dissortat

Pues no debiera estar vacia.Si no se puede alquilar porque está en mal estado, pues se arregla o se vende. Si se tienen mas de dos viviendas pues viva el comunismo y si fuesen mias y me las okuparan,y yo no pudiese ni arreglarlas ni venderlas, por cuestiones de la administració o económicas, pues llegaria a un acuerdo con los oKupas para que me la tratasen bien, a condición de que se largasen en caso de venta o alquiler.
Eso haría yo, pero no significa que deba hacerlo todo el mundo.



Un saludo Dissort, espero que ese seudónimo no te sea propicio.

El Joven llamado Cuervo diumenge, 11 de setembre, 2011  

Que porquería es esa casa tan estreche. Qué posiciones amorosas podremos practicar en tan poco lugar?
Por cierto, ahora se debate en la Argentina el tema de la tierra, una ley, que, digamos someramente. intenta detener los "monopolios", extranjeros o propios. Y claro, otra vez empiezan a saltar como monos aquellos que cortaban rutas porque no querían pagar tantos impuestos por las riquezas que se llevaban a los volsillos...
Un abrazo.

emejota dilluns, 12 de setembre, 2011  

Generalizar siempre resulta peligroso. Si yo estuviera en el pellejo de los okupas, lo primero que habría hecho sería ahorrar antes de largarme de casa de mis padres para comprarme una rulotte de 2ª mano y vivir por mi cuenta donde se me terciara, con toda libertad, y encima sin tener que estar atado o preocupado por tener que ocupar o desocupar.
Si no tuviera para gasolina, no la movería, iría a los sitios en bici. A ser posible con pinta pobretona y asquerosa para no tentar al diablo.
Vaya, hoy ando más locatis que de costumbre. Peton.

Miguel Baquero dilluns, 12 de setembre, 2011  

Es que, como tú dices, todo es muy relativo. En teoría, yo también estoy de acuerdo con la base okupa de que no se puede especular con a vivienda de forma antisocial, pero también es cierto que yo he estado en casas okupadas del barrio de Tetuán (Madrid) y una de las primeras cosas que he visto es candados en las posesiones de cada uno y una gran diferencia entre lo tuyo y lo mío. Que será lo lógico, por supuesto, pero no me negarás que todas las cosas encierran contradicciones.

Antònia Pons Valldosera dimarts, 13 de setembre, 2011  

Bé, Ramon, ja sou dos els okupes que conec: una és la filla d'una companya i l'altre, tu. I no us assembleu gens, la veritat sigui dita. Suposo que okupar un edifici deshabitat per viure-hi, rehabilitar l'inmoble i organitzar activitats que dinamitzin la vida cultural del barri és positiu. Què hi ha de tot dins el moviment? I tant que si però on no? Això dels porrets o l'alcohol, els tatoos o les rastes (a mi en fan molta angúnia perquè penso que allí dins hi ha de tot i no voldria que res emigrés al meu cap, manies) és folklore només. Si t'ho mires bé els tatoos són bonics, m'hi vaig reconciliar quan la meva filla se'n va fer un: una rosa molt maca (son pare quasi es va iuiar) i amb el costum de la henna. I els porrets, què vols que et digui? jo no n'he fumat mai cap però he estat conreadora de Maria que dissimulava entre els geranis de la terrassa. Un dia van venir a fer-me una entrevista i el fotògraf la va treure al dominical (carallot). Jo em vaig esverar pensant en que la meva reputació havia quedat arruïnada però després vaig pensar que la gent gran que coneixia la planteta callarien (perquè, a veure com és que la coneixien, eh?) i els joves riurien i mira no va passar res. No tinc res contra l'alcohol encara que des d'una vegada que em vaig beure un martini (la vie en rose) en dejú o gairebé al Golden a Lleida i després vaig trigar una hora en poder-me aixecar de la cadira no hi he tornat i mira que han passat anys! Ara m'estic plantejant seriosament conrear una mica de tabac als testos assecar-lo i fumar-me'l perquè al preu que van els cigarrets aviat no podrem lliurar-nos al vici i al desenfreno. I a la meva edat i com a conseqüència de les lleis immutables de la natura i la de la gravetat, al sexe ja no hi sóc a temps (espero que no s'apugi la xocolata) Per aquí hi ha algun tros on planten tabac i fan purets o en feien d'amagat de la guàrdia civil que em sembla que es deixaven subornar no sé pas si amb diners o amb espècies. Tothom anava a Juneda a buscar caliquenyos i ells a la figuera? Ja ho crec...
Bé ara que hi penso em sembla que el pare ho era d'okupa només que no ho sabia. Això de la propietat privada no li agradava gens i deia que les cases buides sense que ningú hi visqués mentre hi havia gent sense sostre era vergonyós. I que els que les llogaven s'aprofitaven dels inquilins.
M'ha agradat molt la teva entrada perquè m'ha acostat a un fenòmen del qual sabia la filosofia però que no coneixia ningú que l'hagués abraçat si traiem aquella noia que, ara, ja no ho és ni noia ni okupa.
Petons

Eastriver dimarts, 13 de setembre, 2011  

Antònia, tot i que no constesto els comentaris (falta de temps, bàsicament) amb el teu vull fer una excepció. I és que no puc deixar per sobrentès que he estat okupa. No, fill meu, ni de lluny. La meva única relació ha estat una simpatia ideol.lògica per la lluita contra l'especulació i anar a fer una cervesa de tant en quant a Kan Titella, a Gràcia. Punt. No voldria que ningú pensés el que no és, i no pas perquè ho consideri deshonrós, sinó tot el contrari. Per ser okupa, i ser-ho no per cara dura sinó per sentiment, s'ha de tenir una valentia o un punt d'irracionalitat que jo no he tingut mai, la veritat. Sempre he estat, diguem-ho tot, massa burgès. Petons.

Antònia Pons Valldosera dimarts, 13 de setembre, 2011  

Glubs!!!!! he ficat la pota fins al genoll que tampoc és una cosa tan estranya en el meu cas. Em passa sovint. La darrera vegada al juliol a la manifestació a favor del Sàhara. El delegat em va convidar a encapçalar-la allí subjectant la pancarta, como una pankartera qualsevol i jo vaig atansar-me al cap pero no vaig agafar res que no hi havia massa lloc i no m'agrada gaire sortir a la foto, tampoc no explicitarem més.
Bé jo que veig un xicot una mica lleig però la seva fesomia em resultava famíliar i vaig i li dic:
-Hola, com va? Ens coneixem? perquè em sembla que si i ara no em recordo de què.
La meva filla en deixa anar:
-Mare!!!!!!!
El xicot em diu:
-No te'n recordes? dons pensa, pensa...
Llavors hi vaig caure, era el Toni Albá dels polonios i els crakovios.
Ho vaig arreglar amb un polit:
-Ai si, si. Tant de gust, Toni Albá. Jo sóc l'Antònia, la sogra del K., la parella de la meva filla que porta la unitat mòbil dels dos programes. De vegades us faig d'assessora lingüística (amb en Puyol)
No us explico més perquè, segurament no em creuríeu. Una altra vegada amb en Roca i Junyent. Va venir al poble a vendre la moto d'allò del reformisme i va passar pel bar.
-Sóc en Miquel Roca- ens va saludar tot polit. I jo que me'l miro i li dic:
-Si, home, si. I jo l'emperadriu de Xina que vaig d'incògnit.
-Si, senyora, sóc en Miquel Roca. me'l miro i..osti tu! i tant que ho era.
-Doncs miri que li dic, senyor Roca, no l'he reconegut perquè així al natural és molt més guapo que a les fotos. I més jove.
Es va ficar vermell i tot, pobre! El meu home i els altres companys de taula no s'ho podien acabar de creure.
Disculpa la confusió.

Maripaz Brugos dimarts, 13 de setembre, 2011  

Ramon, me ha encantado saber un poco de tus años rebeldes. Conozco poco el movimiento okupa, pero soy de la opinión de que la rebeldia es necesaria para cambiar el mundo.
Un placer volver a leerte

Óscar Pardo de la Salud. dimecres, 14 de setembre, 2011  

Estimado amigo, muy buen post, y magnífico blog, me pasaré por aquí siempre que pueda.
Un abrazo y suerte con todo.

genetticca dijous, 15 de setembre, 2011  

Mol bona l'Antonia.


http://visceral-genetticca.blogspot.com/

Eastriver dijous, 15 de setembre, 2011  

Genettica, l'Antònia és així, jaja, tal com raja. I a més, escriu molt rebé. I a més és molt divertida. I a més, és súper polèmica (Antònia, ho sento, ho ets, jaja, en el sentit de que li va la marxa i no es talla en això d'enfilar-se, i si no, pregunta-li als seus amics d'intereconomia). I a més acostuma a tenir força raó. I a més, per si tot això fos poc, és de la terra ferma. Ahí es ná. Abraçades a les dues.

genetticca divendres, 16 de setembre, 2011  

I do mira, jo visc a Eivissa, des de fa 28 anys, pero soc de la terra alta, concretament de Batea, enacara que vivía a Barcelona.
Pocas Antonias, malgradament, hi han per els blocs,ha on els comentaris, majorment,es limiten a dir, muy bueno, escribes muy bien o que grande eres, i es que a mí, respectant qualsevol tipus de comentari, encara que mes que comentaris semblen telegrames, m'agrada entrar en polémica, contradir, opinar, aplaudir o comparar, es per això que una escriu, pero debatre.
Pèro sembla que la gent viu mol a presa i penso, de vegades,que ni es miren l'escrit.

Un homenatge a la Antonia i una abraçada per a tu,nou amic.

Per cert, m'ha desabut que no fosis oKupa, ert filaba un gentelman desarrapat,

SEMA MIRANDA divendres, 16 de setembre, 2011  

Yo tendría que adelgazar algo para entrar jajaja, aquí tambien se están haciedo "cajitas de cerillos" para los veraneantes. Un abrazo.

Anònim dijous, 19 de juliol, 2012  

hola,yo vivia en Kan Titella,y para nada nos lucravamos con el dinero del bar.lo destinavamos a causas beneficas.
y lo de que despues de Kan tittela pasara lo del Cine Princesa,es mentira,porque el Cine se ocupo en 1996 y Kan Titella en 1999.

Eastriver dijous, 26 de juliol, 2012  

Anónimo, en primer lugar disculpa la tardanza en publicar tu comentario: ya no llevo este blog y no me ocupo de él con frecuencia.

En segundo lugar, me habrá fallado la memoria, y doy por hecho que en lo de las fechas tienes razón tú.

Finalmente, no he insinuado siquiera que os lucrarais con el bar, no he querido decirlo ni lo he pensado.

Gracias por tu comentario.

  © Blogger template 'Isolation' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP